(+34) 650128765 david.criado@vorpalina.com
Seleccionar página
Cerebro y hemisferios cerebrales en el ser humano

Cerebro y hemisferios cerebrales en el ser humano

Ayer en el gusano me encontré con una novia de un amigo. Trabaja en una conocida firma de cosméticos vendiendo este tipo de productos de cara al público. Iba vestida enteramente de negro y supuse que una de las directrices para ocupar ese puesto de venta al público era precisamente esa. Lo supuse porque estoy acostumbrado a ver vestidos de negro a profesionales que se dedican a vender artículos de cosmética o ropa. Rapidamente me dio que pensar y deduje que este tipo de indumentaria es recomendada para no resaltar por encima del cliente; para uniformizar imagen, para centrar la atención del posible cliente en los productos antes que en la imagen del vendedor; para dar sensación de sencillez, cercanía y elegancia humilde; y para evitar cualquier tipo de diferenciación. Hasta aquí la estrategia comercial que se deduce fácilmente. En muchos casos es frecuente ver que la estrategia comercial cambia por completo y lo que se busca es llamar la atención, todo forma parte de un mismo circo-espectáculo encaminado a empaquetar la venta por diferenciación o familiaridad con los formatos. A partir de aquí mi reflexión que como casi siempre peca de gestaltista.

En el mundo occidental estamos acostumbrados a considerar el color negro como el color tradicional asociado a la sencillez y a la elegancia. El color blanco por oposición entra en el lote. Son dos de los colores fácilmente complementables con cualquier otro sin causar grandes estratagos en el gusto estético más acostumbrado. Personalmente intuyo algún tipo de explicación basada en la bipolaridad de la que siempre hacemos excesivo uso. Somos animales radicales, vestidos y perfumados pero radicales. En nuestra base genética y en nuestro código de conducta se encuentra la necesidad de establecer referencias claramente diferenciadas; es lo que nos ha hecho sobrevivir junto con ciertas habilidades de aprendizaje innato fruto de la evolución. Todo ello – es sabido- también nos hará morir en consecuencia. El actual sistema social, fuertemente vinculado al sistema económico, es un sistema apriorítico basado en la oposición de términos de facto y en la confrontación de clases. Es algo que a las diferentes escuelas teóricas les resulta duro combatir. Resulta paradigmático observar cómo nos resulta elegante un traje negro y uno completamente rojo nos eclipsa de horror y cómo primamos y cultivamos sensitivamente la oposición básica (blanco/negro) antes que la completa gama de colores. Cada uno de los sistemas que componen nuestro organismo humano se interrelaciona por medio de enlaces y procesos inteligentes sujetos a complementar deficiencias, carencias o excesos. Imitamos nuestro organismo en la vida real, hablo de hechos no de teoría. Trazamos grandes autopistas y ciudades porque nuestro fuero interno funciona gracias a estructuras exactamente iguales a las que ideamos. El proceso creativo es mero transmisor de nuestra realidad, y la conciencia del funcionamiento de nuestro organismo, por ello el conocimiento y el acceso a la información promueven a su vez el proceso creativo. La identificación de colores con estados de ánimo o ideas está emparentada con un complejo engranaje:

El funcionamiento de nuestro cerebro se basa en la comunicación de ambos hemisferios, el derecho y el izquierdo: el primero compone y sintetiza la realidad globalidad para hacerla inteligible, aprende del todo a la parte; el segundo analiza, mide, ordena, procesa y genera pensamiento convergente, aprende del todo a la parte. Realmente el hemisferio derecho encaja el puzzle que el hemisferio izquierdo ha entendido parte a parte. Por todo ello parece que el cuadro, que los chicos de PersonArte han reflejado de forma esquemática y muy visual, quedaría así:

Principales Características de ambos hemisferios
Hemisferio Izquierdo
Hemisferio Derecho
Lógico, analítico y explicativo, detallista
Holístico e intuitivo y descriptivo, global
Abstracto, teórico
Concreto, operativo
Secuencial
Global, múltiple, creativo
Lineal, racional
Aleatorio
Realista, formal
Fantástico, lúdico
Verbal
No verbal
Temporal, diferencial
Atemporal, existencial
Literal
Simbólico
Cuantitativo
Cualitativo
Lógico
Analógico, metafórico
Objetivo
Subjetivo
Intelectual
Sentimental
Deduce
Imagina
Explícito
Implícito, tácito.
Convergente, contínuo
Divergente, discontínuo
Pensamiento vertical
Pensamiento horizontal
Sucesivo
Simultáneo
Intelecto
Intuición
Secuencial
Múltiple

Parece que el cerebro construye una imagen de color de acuerdo a la combinación de los patrones vertical y horizontal. Está probada la idea de acoplamiento neuronal a través del cual nuestro cerebro realiza un proceso automático e inmediato, apenas con esfuerzo asociado. De acuerdo a esto parece que la comprensión de colores podría influir en nuestra sensación y percepción de la realidad de cara a configurar la estructura mental del mundo que nos rodea. No se trata entonces de una limitación tan solo sino también de una conducta innata que habría que educar y no domar, como diría un viejo maestro de mi adolescencia. Estamos condicionados por este tipo de relaciones entre los hemisferios en todos los ámbitos de nuestra vida diaria pero ello es extrapolable a nuestra concepción de la realidad. Por eso tendemos a la bipolaridad, a la radicalidad, al enfrentamiento; puede que de algún modo ligados a nuestra realidad neurofisiológica. Que tendamos a ello no quiere decir que debamos perpetuar el hecho, quiere decir que debemos conocerlo. Desde el punto de vista épico hay ejemplos innumerables de oposición y complementariedad que emulan inconscientemente la estructura de cada una de nuestras secuencias de ADN. Que parezca algo poético, simplemente significa que es real.

Share This
A %d blogueros les gusta esto: