el compromiso con el cambio

Posted by on Aug 24, 2012 in Equipos y bien común, Inteligencia social e hibridación

Mi amigo Andrés me ha recordado hoy algo que escribí hace ahora casi 2 años. Mi memoria es extraordinariamente mala por lo que suelo olvidar mis propias palabras con frecuencia y he tenido que preguntarle de dónde carajo lo sacó. Lo que hoy recordaba el Dr. Schuschny forma parte de una de mis tesis, en concreto de ISaBeL que comenzaba a aplicar entonces la potencia de la inteligencia social al análisis y búsqueda de lo que llamé -muy a lo Bauman- entornos de emprendimiento líquido. Estos entornos no eran necesariamente empresas, de hecho lo que venía a recoger en el estudio es que las barreras de lo que conocemos como “organización” o como “empresa” cada vez están más desdibujadas como desde diferentes sectores se viene demandando.

El fenómeno ISaBeL no ha dejado de latir desde entonces. Aún así me he dado cuenta revisando mis notas que nunca he hablado en el blog de este proyecto aunque sí de IReNe, Inteligencia en Red para la Nueva e-Conomía. Ambos responden a mi frustración continua en entornos de trabajo totalmente rígidos y tradicionales en los que siempre me comprometía con el cambio hacia modelos más equilibrados y sostenibles de trabajo y, en general, de vida. Sin embargo ISaBeL tiene la particularidad de que fue presentado ante la alta dirección de una gran consultora (por tamaño y facturación) para crear nuevos entornos de trabajo. Es por tanto un compromiso real con el cambio y debo decir que estoy mas que satisfecho con el resultado obtenido en este sentido ;)

Para escribir IReNe, que cuenta apenas con 65 páginas, estudié durante algo más de un año el comportamiento de las comunidades de software libre junto a otros amigos que ahora forman parte de Hospital para empresas; devoré una selección de libros, conferencias, charlas y artículos con extrema ansiedad de conocimiento; y aproveché mi curiosidad incómoda para observar y anotar comportamientos rancios, obsoletos o carentes de sentidos en mi entorno más inmediato de trabajo. En aquel momento las fuentes de inspiración eran innumerables :) . Todo esto agitado, mezclado y unido con un pegamento en extinción -el sentido común- dio lugar a mi primera tesis que escribí en no más de 2 días agobiado por las prisas. Esta tesis pretendía articular una ideología de cambio para los equipos de trabajo, un punto de partida realista y basado en una evolución histórica en el management y la gestión de equipos a partir del cual construir una nueva cultura de valor. La continuación natural de este marco de trabajo (posicionado en el tiempo y en su tiempo) parecía ser ISaBeL, nacido de reflexiones propias o de trabajos de otros compañeros en la Red. En este otro estudio aportaba los rasgos básicos para la construcción de nuevos entornos mucho más flexibles y adaptados a la realidad que los que todos sufrimos a diario. Pero lo mejor es dejaros con los propios textos para que entendáis que entiendo por el compromiso con el cambio ;)

***

(…) Por último, la burocracia es quizás el más pesado de los elementos a evitar. Y resulta complicado transformarlo en valor porque la burocracia -contradiciendo el principio físico fundamental de la energía- no se transforma, solamente se crea o sedestruye. Destrúyanla.

Algunas de las transformaciones más acuciantes tienen que ver con la capacidad de influencia sobre el individuo que tienen actualmente las siguientes realidades y que determinan el déficit de aprovechamiento de potencial propio:

    • ANACRONISMO: Vivimos conectados fuera del trabajo pero no dentro.
    • CULTURA YO: Se prima y se fomenta el aislamiento y el individualismo, no la colaboración.
    • FALTA DE MODELO DE VIDA: Somos seres naturalmente inquietos y creativos pero no se nos educa ni se nos recompensa en la inquietud ni en la creatividad
    • LIMITACIÓN: Disponemos de una gran cantidad de recursos y medios fuera del trabajo y de una muy limitada cantidad de recursos y medios dentro del trabajo
    • FRUSTRACIÓN: Hemos nacido libres, tendemos a ser libres y queremos estar alegres. La libertad es el motor de esa búsqueda continua de alegría. La felicidad es una sensación propia derivada. En las organizaciones no se fomenta la alegría y la libertad está extremadamente limitada ergo resulta muy complicado ser feliz en las organizaciones actuales.

El actual modelo productivo derivado de un sistema de trabajo en formato fábrica ha generado grandes beneficios económicos durante largo tiempo y ha mantenido grandes estructuras laborales adecuadas a su tiempo. Con la presente propuesta no pretendo juzgar el éxito o fracaso de dichos modelos sino simplemente constatar la falta de correspondencia entre la realidad social actual y las organizaciones. Resulta apasionante formular alternativas en un momento en el que todos nos replanteamos la idoneidad y la sostenibilidad de modelos despersonalizados que sobreviven a base de parches eventuales, en un momento donde se plantea un entorno regulatorio más adaptado y a la vez se promueve la libertad de negocio por encima de las barreras geopolíticas, en un momento, en definitiva, donde la comprensión del mercado pasa por comprender la realidad actual de la que todos somos responsables: los mercados son conversaciones, lo siguen siendo. Nuestra responsabilidad pasa por el gobierno adecuado de las incertidumbres sistémicas, no por transformarlas en certidumbres sino por identificarlas y aprender de ellas de manera constante. La única vía para predecir lo  que pasará en el futuro es manejar el suficiente pensamiento lateral como para aprender de diferentes campos, diferentes experiencias y todo tipo de personas. Cuando los mecanismos más elementales que conforman nuestro sistema social están en revisión, ¿por qué no revisar también los entornos en los que desarrollamos gran parte de nuestro potencial como personas?

***

(…) ¿QUÉ TENGO QUE HACER SI QUIERO CAMBIAR MI ORGANIZACIÓN Y MANTENER MI TALENTO CONECTADO?

    • Si tienes poder y responsabilidad, actúa como si no los tuvieras. Si no los tienes, actúa como si los tuvieras.
    • Asume que nadie gana ni pierde totalmente
    • Si eres inteligente, habrá gente que no tiene tu inteligencia pero que es inteligente. Si eres completamente idiota, escribe un libro sobre cómo ser inteligente.
    • No cambies tu organización, cambia a las personas. Empieza por sus ideas, es más sensato que empezar por sus principios.
    • Busca tu felicidad siempre y veras que a menudo es compatible con la del resto de personas.
    • Añade a todos los verbos que se te ocurran el prefijo CO- y conjúgalos diariamente
    • No esperes dinero a cambio de tu esfuerzo a corto plazo. Proyectas un cambio de cultura que nadie va a comprar siendo consciente. Es realmente un mal negocio hasta que el resto comienza a hacer cosas sin querer.
    • Construye una identidad compartida en la que quepan los que están y los que ni siquiera piensas que puedan llegar a estar. De este modo ni siquiera serás capaz de imaginar hasta dónde puede llegar tu entorno.
    • No establezcas una estrategia punto por punto ni escribas documentos, tampoco pintes nada si no lo ves necesario. Simplemente vive día a día y actúa con naturalidad, como si nada a tu alrededor fuera contigo salvo las personas que te envuelven y rodean.
    • No evangelices ni adoctrines. Mejor comparte y siembra. Las grandes cosechas requieren tiempo y esfuerzo; los discursos de ascensor duran solo 2 minutos.
    • Intenta impresionarte y que los demás se impresionen a sí mismos.
    • En general no tomes decisiones en soledad o a largo plazo. Tu organización no eres tú solo y lo que ocurre en ella cambia constantemente. Toma las decisiones que te afecten a ti mismo. Si afectan a los demás, tomadlas juntos.
    • No salgas corriendo cuando todo vaya mal porque irá mal. Afronta con humor el hecho de que una suma continua de fracasos precede siempre al éxito. No definas lo que se considera ÉXITO. No eres dueño de lo que otros consideran éxito ni el concepto pertenece a un ente abstracto colectivo; el éxito es la identificación personal con un objetivo que aporta satisfacción personal. Nada tiene que ver en esta definición la empresa salvo para facilitar el cumplimiento de ese éxito personal. Tu proyecto vital debe ser inquebrantable por cualquiera excepto por ti mismo.
    • Confía en los demás, comparte.
    • Oriéntate a las personas, orienta a las personas, elimina toda traba que no les permita comunicarse o actuar para generar valor más allá de los proyectos.
    • No pidas permiso, actúa. Si no puedes hacer algo, hazlo. Si no te permiten hacer algo en lo que crees profundamente replantéate si lo crees profundamente. Si es así, hazlo. Si no puedes hacerlo, replantéate si hay otras cosas en las que crees más profundamente. Si es así, hazlas. Si no puedes hacerlas, vete.
    • Transfórmate en un agente del cambio, no solo en un actor que interpreta un rol concreto sino en un agente del cambio. Utiliza esta plantilla si crees que es necesario:

    •  Si crees que hay algo interesante fuera, sal y pruébalo. Si puedes hacer esto, vuelve.
    • No cambies si no crees que no debes hacerlo. Cambia si crees que otros deben cambiar algo que también tú estás haciendo.

***

El texto que recordaba Andrés hoy es un breve listado de habilidades y principios para favorecer la implantación de esos entornos de emprendimiento líquido :

  • Diviértete, haz aquello que te motiva
  • Aprende a pensar en los demás
  • Aprovecha cualquier oportunidad para expresar tu personalidad individual
  • Piensa en personas, no en proyectos
  • Si haces aquello que amas el tiempo toma un curso totalmente diferente.
  • No hay barreras de entrada pero tampoco de salida
  • Equilibrio autogestionado entre la individualidad y la sociabilidad
  • Somos educados para perder la creatividad. Edúcate en ganarla.
  • La inteligencia es diversa y es dinámica: Si ven las interacciones del cerebro humano, la inteligencia es maravillosamente interactiva. Conéctate a ti mismo.
  • El talento no es único y no pertenece a una sola forma de entender la realidad sino a infinitas intersecciones entre realidades que ni siquiera otros imaginan.
  • No existen Recursos Humanos, nadie los crea ni los destruye sino que nacen por sí mismos.
  • La vida no es lineal, es orgánica. Tu trabajo es parte de la vida.

Estos fueron hace dos años mis dos compromisos con el cambio que ahora evolucionan en forma de una gran familia preparada para ayudarte a trabajar en esta nueva era :)

468 ad

Leave a Reply

%d bloggers like this: