(+34) 650128765 david.criado@vorpalina.com
Seleccionar página

IMG_20130217_182536“Aunque la mayoría de personas no van a ninguna parte es un milagro encontrarse con una sola que reconozca estar perdida”

Jose Ortega y Gasset

La mayoría de la gente es buena, solo que los malos tienen muy buena publicidad

Diego, en el openspace Innovación Social

Wellcome to your life, this is your only life

Birthgiving #minnteam2 en Taulum Kartano (2012)

 

Mi nombre es David Criado y creo que solo hay una vida. Nací para conquistar el mundo pero no para ser dueño de otros. Al comienzo de mi vida dibujé varios mapas del tesoro. A la mitad del camino encontré todos mis problemas con sus soluciones en frente de un espejo. Asimilé durante un tiempo la distancia inmensa que separa lo que fui de lo que soy. Me encontré en un lugar tranquilo disfrutando de mí mismo junto al fuego. Me detuve a ver pasar el mundo y me sentí perdido. Estaba tranquilo en mi naturaleza y supe que estaba en paz conmigo mismo. Pensé tan solo que no era perfecto pero era todo cuanto siempre había tenido. De modo que me perdoné por no ser perfecto ni esperar que otros lo fueran. Todo esto sucedió hace un minuto.

***

Tomar decisiones no es malo, solamente es necesario. A veces uno se siente culpable y otras inocente. La mayoría de las personas nunca conocerán un jurado más cruel que ellos mismos. Para el resto de personas, que son verdaderamente pocas, inventamos los juzgados y las leyes.

***

A veces en la vida pasa un tren que solo puedes perder o tomar. No hay más opciones. Tengo la sensación de que a lo largo de mi vida estuve siempre en la estación equivocada tomando siempre el tren correcto una y otra vez. Mi vida puede que sea una sucesión de trasbordos exitosos. Solo eso. Con independencia de que los viajes hayan sido más o menos agradables, siempre acabo disfrutando de mi tren.

***

Nadie se ha hecho rico a fuerza de trabajar. Cualquier historia que diga lo contrario es completamente falsa. El trabajo por sí solo no construyó ningún tipo de fortuna. Si sientes que no tienes más valor que tu trabajo, nunca serás rico pero te diré algo que puede que te ayude. El dinero jamás da la felicidad y con frecuencia la felicidad está alejada de todo lo que tenga que ver con el dinero. Es algo que he comprobado cada día de mi vida. De hecho si alguien te dice que llegarás a ser rico trabajando, apártate de él. Probablemente es un pringado. Y eso se contagia. Por el contrario si lo que quieres es llegar verdaderamente lejos, deja de pensar en el dinero. Puede que entonces sepas para qué has nacido o qué quieres hacer en realidad. Si después te dedicas enteramente a ello, nada de lo que te propongas será imposible. Haz lo que amas y te amarán por lo que haces.

***

Tal vez en la vida solo funcionen siempre dos acciones a corto, medio o largo plazo. La primera de ellas es AMAR siempre que tengas alguna duda sobre qué hacer o sentir. La segunda de ellas es permitirte SER AMADO. Disfrutar del amor de otros es quizás el mejor tesoro que tú mismo puedes regalarte.

***

En los momentos en los que te sientas solo, recuerda que ningún hombre es una isla. Nadie puede ser un continente o el mundo entero por sí mismo. Necesitamos siempre a otros. Pero incluso cuando te sientas en la más profunda soledad o en la situación más lamentable, recuerda que hay algo común al hombre victorioso y al vencido: cada uno de ellos es su única esperanza. Tú eres la tuya. Es algo único y singular que siempre te acompaña. Llamamos Historia a la suma de esas esperanzas.

***

Si no te gusta el mundo en el que vives, la forma más sensata y efectiva de cambiarlo eres tú. Antes que esperar cualquier cambio en los otros o un mejor momento para hacer algo, hazlo. Se un ejemplo de lo que dices y lo que dices será una realidad. Puede incluso que esa realidad sea luego un ejemplo para otros. Incluso en el peor de los escenarios si tan solo te cambias a ti mismo, ya habrás cambiado el mundo.

***

Tomar las riendas implica dejar de preocuparse por lo que piensan los demás. Si cada vez que quieres hacer algo, te preocupas por elementos que no dependen de ti, convertirás tu vida y la de los otros en valle de lágrimas. A pesar de que es necesario llorar de vez en cuando, a nadie le gusta hacerlo por defecto. Ser sincero conmigo mismo y compartir con los demás lo que pienso en cada momento, han sido dos de las herramientas fundamentales para alcanzar los mejores momentos de mi vida.

***

Solo existe una forma sostenible de disfrutar la vida y es hacer que otros la vivan y disfruten. Pase lo que pase. Si cada uno de tus actos nunca olvida este principio, los que están a tu alrededor siempre harán que tú disfrutes de la tuya. Incluso cuando sientas que no puedes hacerlo. Hace poco escuché en una sesión que regalar es un acto curativo en ambas direcciones. Ser generoso, comprensivo y amable con los otros nunca obtuvo malos resultados. Esa es mi experiencia.

***

Hay muchas personas que construyen su vida en negativo. Apartarte de ellas será la mejora de las ayudas. La forma de identificarlas es sencilla. Cada vez que quieren decir algo lo dicen por oposición a cualquier cosa. Puedo respetar a las personas que hablan de sí mismas pero no a las que solo hablan de otros.

***

Si eres una buena persona, no permitas que las malas personas te hagan sentir mal. No les des nunca ese derecho bajo ninguna circunstancia, pretexto o justificación. No lo tienen si tu no se lo das. Es una parte muy importante del tesoro.

***

Valora el poder constructivo de la alegría y la necesidad puntual de la tristeza hagas lo que hagas. Nunca al contrario porque jamás una reina del baile se casó con un llorón.

***

La inteligencia está sobrevalorada. Las personas a las que más he querido no han sido necesariamente muy inteligentes pero sí me transmitieron alegría y ganas de vivir. No estudies ni analices mucho más de lo que sea realmente necesario. Nadie te preguntará tu coeficiente intelectual en la primera cita.

***

Share This
A %d blogueros les gusta esto: