(+34) 650128765 david.criado@vorpalina.com
Seleccionar página

Mi nombre es Juan Manuel Martín y hace poco David me invitó a responder a la pregunta que encabeza este artículo. Hoy comparto mi respuesta:

 

¿ES POSIBLE SER FELIZ EN EL TRABAJO?

Esta pregunta es muy similar a preguntarse si es posible ser feliz en la vida con todos los retos, dificultades y situaciones no “ideales” que suelen formar parte ésta. La felicidad, como concepto abstracto, es difícil de definir porque para cada persona tiene un significado distinto.  Probablemente, la felicidad sea el concepto filosófico sobre el que más se ha pensado y se ha escrito, y aún así, no hay un consenso sobre su definición y los caminos para conseguirla. Sin embargo, su búsqueda sigue siendo algo nuclear de la naturaleza humana que cada uno planteamos de una manera pero que en el fondo es un estado interior de una cierta satisfacción, contentamiento, bienestar o plenitud.

En este sentido, la felicidad tiene un componente externo ya que las circunstancias en que nos encontremos influyen en ese estado interior. No es lo mismo vivir en un país desarrollado que hacerlo en uno subdesarrollado en condiciones de pobreza y carencia. No es lo mismo tener una familia en la que reina el amor y la armonía que una en la que lo hace el conflicto y el enfrentamiento. No es lo mismo tener un trabajo en el que se te valora y hay un buen ambiente laboral que uno en el que no. Sin embargo, las condiciones externas son la mitad de la ecuación, la otra mitad es la persona en sí, somos nosotros mismos, nuestras actitudes, nuestra forma de estar en la vida y nuestra manera de enfocar y vivir las situaciones.

Cuando hablamos de felicidad en el trabajo, indudablemente que el componente externo tiene un peso importante. Si trabajamos para una organización, la cultura de ésta, sus dinámicas de funcionamiento, sus políticas y la atmósfera laboral son pilares fundamentales para eso que ha dado en llamarse la satisfacción y la felicidad del empleado. En este sentido, las organizaciones, ya sean empresas o de cualquier otro tipo, tienen una responsabilidad en el bienestar de su plantilla. Pero también es verdad que la persona tiene su propia responsabilidad en su felicidad y bienestar en el trabajo; y esto es algo que en ocasiones, quizá en más de las que sería deseable, no se admite. En muchos casos esperamos que sea la empresa la que nos proporcione la felicidad/satisfacción laboral, igual que en muchos casos en la relación de pareja esperamos que el otro “nos haga” felices. Este es un planteamiento que está arraigado en una dinámica paternalista que pertenece a nuestro inconsciente colectivo, según la cual el sustento, la satisfacción y hasta la felicidad nos ha de ser proporcionada por algún agente externo, en general, padres, empresa o Estado. Este planteamiento nos limita el poder que tenemos sobre nuestra experiencia y sobre nuestra vida, aunque también nos limita nuestra responsabilidad, lo que puede suponer una mayor comodidad, pero ¿se está realmente cómodo poniendo el poder sobre nuestra vida, en este caso nuestra felicidad y satisfacción en el trabajo, en otras manos que no sean las nuestras?

 

6 FACTORES QUE PODEMOS CULTIVAR

Mi planteamiento es que independientemente de las circunstancias particulares de nuestro trabajo, exceptuando casos extremos, por supuesto, las personas tenemos la posibilidad de hacer que nuestro trabajo sea un contribuyente positivo a nuestra felicidad de vida. Y esto lo podemos hacer actuando sobre aquello sobre lo que tenemos pleno control: nosotros mismos. Quizá no tengamos una posibilidad de influencia real en las dinámicas de trabajo de la organización en que trabajamos, en sus políticas o en la forma de ser del jefe o de los compañeros con los que trabajamos, pero siempre tenemos la posibilidad de influir en nuestra experiencia ejerciendo el poder que tenemos sobre nuestras actitudes, comportamientos y pensamiento. Si hay un importante hallazgo que ha hecho el campo de la psicología es que la experiencia es algo fundamentalmente subjetivo y que depende más de factores internos que externos. Realmente nuestra experiencia es algo que nuestro cerebro crea para nosotros partiendo de millones de conexiones neuronales que provienen de nuestro pasado. Esta es la razón por la que en unas mismas circunstancias una persona se siente feliz y contenta y otra todo lo contrario.

Yo creo que si para algo ha de servir la situación de crisis en sus diferentes dimensiones que estamos viviendo en esta época de la historia de la que formamos parte, es para transformar y realizar cambios positivos en las viejas estructuras y para crear una nueva realidad que sea sencillamente mejor para nosotros y para las generaciones venideras. Las empresas y sus directivos tienen ante sí el reto de crear organizaciones que cumplan con el triple objetivo de servir a sus accionistas, a sus empleados y a la sociedad. Como en toda crisis, en esta también existe, además del riesgo, la oportunidad de crear algo mejor para todos. Esto puede parecer utópico cuando vemos las mentalidades predominantes en algunas empresas y directivos que están totalmente enfocadas al propio beneficio, pero aún en esta mentalidad, la felicidad del empleado es una buena estrategia ya que, como los estudios demuestran, las personas felices presentan un mayor rendimiento y logran mejores resultados.

Pero junto con esa responsabilidad de quienes tienen el poder de influir en la organización y sus dinámicas, también está nuestra propia responsabilidad como individuos en nuestra felicidad y satisfacción laboral. Y esto lo podemos hacer actuando sobre distintos aspectos, o factores de nuestra persona, que tienen un impacto determinante en nuestra experiencia laboral y en la satisfacción y felicidad que el trabajo nos proporciona, así como en los éxitos que cosechamos. En mi libro Que tengas un gran día hago un repaso de seis de estos factores y los hábitos que podemos cultivar para activarlos. ¿Cuáles son los seis factores? Pues los siguientes:

  • Encontrarnos plenos de energía y vitalidad
  • Un pensamiento positivo y potenciador
  • Sentirse feliz en la propia vida
  • Mantener relaciones positivas con quienes trabajamos
  • Utilizar el potencial creativo
  • Activar las cinco palancas de disfrute en el trabajo

 

En la medida en la que avanzamos en cada uno de estos seis factores, la felicidad, la satisfacción y el éxito en el trabajo se ven significativamente incrementados, y también la sensación de plenitud y felicidad general de vida.

Lo bueno es que todos ellos dependen fundamentalmente de nosotros mismos, a diferencia de las circunstancias externas que pueda tener nuestro trabajo.

Os agradezco vuestro tiempo y os dejo un pequeño video en el que hablo sobre todo esto y os presento las ideas fundamentales del libro en el que he tratado de responder a esa gran pregunta: ¿Es posible ser feliz en el trabajo?

 

 

***

Juan Manuel Martín Menéndez es consultor, conferenciante y autor del libro Que tengas un gran día. Después de una carrera como ejecutivo, se embarcó en un viaje personal de búsqueda y transformación que le llevó a cambiar por completo el rumbo de su vida y de su trdabajo. Hoy en día se dedica a enriquecer la vida de personas en todo el mundo a través de sus libros, conferencias, programas e iniciativas empresariales. Su libro The Aliveness Factor, recientemente publicado en Estados Unidos, muestra el alcance y repercusión que su trabajo ha llegado a tener.

Recibe dos capítulos gratuitos del libro Que tengas un gran día: Las cinco palancas de disfrute en el trabajo y El pensamiento positivo y potenciador, para avanzar en la satisfacción y felicidad en el trabajo… y en la vida.

 

***

OTROS ARTÍCULOS RELACIONADOS:

Una sencilla herramienta para aumentar la satisfacción y la felicidad por Juan Manuel Martín

Un buen hábito para la felicidad por Juan Manuel Martín

5 principios psicológicos de motivación y felicidad laboral por Virginio Gallardo

Tres estrategias para ser feliz en el trabajo por David Criado

Ser feliz: cómo y por qué por David Criado

La felicidad en el trabajo por David Criado

***

Share This
A %d blogueros les gusta esto: