(+34) 650128765 david.criado@vorpalina.com
Seleccionar página

la cultura ibérica: 3 riesgos y 4 fortalezas

jamon

 

La cultura es sin excepción el elemento que vertebra el tejido de comportamientos y actitudes de cualquier grupo social. En este artículo hablaré de 3 características de riesgo concretas y 4 fortalezas de la cultura ibérica que necesitas tener en cuenta si trabajas en este entorno.

 

3 NIVELES CULTURALES

cultura.

(Dellat.cultūra). elem. compos. Significa ‘cultivo, crianza’.

2. f. Conjunto de conocimientos que permite a alguien desarrollar su juicio crítico.

3. f. Conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social, etc.

Diccionario de la Real Academia de la Lengua (2014)

 

Creo que a la hora de afrontar proyectos de cambio es necesario interiorizar la cultura que mantiene el pensamiento y acciones de los equipos con los que trabajamos. Las personas de un equipo están condicionadas por 3 culturas o niveles de influencia que debemos atender. Cuanto más arriba subimos en la escala cultural, más complicado resulta el cambio. Se trata por tanto de algo así como abordajes que se dan en paralelo y de los que necesitamos ser conscientes:

  • PRIMER NIVEL: Las experiencias, aprendizajes, costumbres y asunciones personales de cada miembro. Es el nivel primario de trabajo para el cambio, el más efectivo e inmediato y a priori es más creible. Pertenecen a este nivel cultural las vivencias propias que cada uno viva en los entornos de desarrollo afectivo (familia, pareja, amigos) así como las vivencias en los entornos de desarrollo personal (escuela, trabajo y esparcimiento)
  • SEGUNDO NIVEL: Las experiencias, aprendizajes, costumbres y asunciones colectivas del grupo. Este nivel cultural es el producto del encuentro en un mismo lugar y momento de varias personas con culturas propias y objetivos individuales pero que comparten un mismo objetivo en común. En este nivel se incluye no solo la cultura del grupo con el que se trabaja sino del grupo de grupos que le incluye: la organización. Pertenecen a este nivel cultural las vivencias del grupo en el entorno de desarrollo productivo (compañeros, identidad, profesión)
  • TERCER NIVEL: Las experiencias, aprendizajes, costumbre y asunciones colectivas de la sociedad. Esta es la única cultura sobre la que no se puede ejercer control o abordaje de forma directa. Esto ocurre porque al hablar de este nivel cultural no podemos evitar generalizar (como yo mismo, lector o lectora, haré en este artículo). Y sobre la generalización no podemos construir nada estable. Sin embargo es útil tener en cuenta qué asunciones o aprendizajes ha tenido un colectivo social concreto para evitar anclajes negativos en procesos de liderazgo o cambio.

Como resultado de estos tres abordajes culturales, es importante que el lector o lectora comprenda que el orden de cambio es exactamente el que he enunciado y que no existe otro orden posible: PRIMERO CAMBIAN LAS PERSONAS, LUEGO CAMBIAN LOS GRUPOS Y FINALMENTE LAS SOCIEDADES. Las organizaciones, las sociedades y otras construcciones abstractas son creaciones colectivas necesarias cuyo único fin último es el desarrollo de la acción individual libre y responsable. Donde reside siempre la raíz y la semilla del cambio es en las personas y en la configuración del comportamiento colectivo aceptado a partir de sus acciones individuales. El poder de la Humanidad (con mayúscula) a la que pertenecemos todos está en tu humanidad (con minúscula) propia.

Y dado que el cambio más extraordinario es producto de acciones individuales, es importante conocer cómo solemos vivir el cambio. Y he aquí la propuesta más extendida entre los profesionales del cambio desde hace siglos. Las personas viven el cambio desde hace siglos de acuerdo a un mismo camino de madurez:

  • negación de responsabilidad sobre la evidencia (victimismo o huida)
  • asunción de responsabilidad sobre la evidencia (toma de conciencia)
  • actuación responsable (acción individual)

Es por esto que el sello “100% ibérico” que hoy voy a exponer es responsabilidad de todos. Lo compruebo a diario y no admito excepciones. Somos esto. Cualquier intento de mejora real de la mayoría de situaciones a las que se enfrentan personas y equipos, pasa por reconocer algunos de los males y los bienes de la cultura 100% ibérica a la que probablemente perteneces.

 

3 RIESGOS DE LA CULTURA IBÉRICA

Voy a enunciar tres características que creo que intrínsecamente no son buenas o malas si se saben detectar a tiempo. Lo que pretendo es ofrecer al lector o lectora un listado de tres cosas que mantener siempre a raya si se mueve en un entorno de trabajo fundado en la cultura ibérica. Estas tres cosas son el victimismo, la especulación y el parcialismo endémico propios de la cultura ibérica.

 

1.- Victimismo endémico y vacuna

Lo primero que quiero decir es que estoy muy cansado de escuchar que la cultura ibérica es una cultura de vagos. Que el índice de paro está asociado a este hecho o barbaridades similares. Se dice que somos improductivos en relación al resto de Europa, y esto es cierto. Según el ‘Informe 2012 Fundación BBVA-Ivie sobre Crecimiento y competitividad‘ España tiene 68,5 puntos en cuanto a productividad por hora trabajada, lejos de Alemania (87,1) y la Eurozona (75,9). Pero ser improductivo no implica ser trabajador. De hecho siempre se dice que Alemania es el motor productivo de Europa y que en Grecia son unos indolentes, pero se ha demostrado con datos que nada de esto es cierto: España no tiene un problema de vagancia, tiene un problema de eficiencia. Bien lo saben algunos compañeros del cambio que se dedican a trabajar la mejora de la productividad en las organizaciones. Y yo creo que la cultura española no es eficiente además de por políticas financieras, por algo que siempre nos acompaña. Mi abuela lo llamaba “Dame pan y llámame tonto”. Existe una mentalidad extendida de salvar la papeleta que está estrechamente asociada a que “Todas las cosas me pasan a mí”.

Esto ocurre porque el victimismo ibérico existe. Y creo que esta es la raíz. Existe y formas parte de él. Puedes perjurar en el sillón de tu casa, cuando vuelves cansado del trabajo y sintonizas el telediario, que nada tienes que ver con esos que aparecen en la tele. Aunque en la tele solo salen los que entran al juzgado o a la cárcel o los que se meten en la vida de otros sin trabajar la suya propia, mucho antes de todas esas cosas existe toda una cultura comúnmente aceptada que mantiene ese comportamiento desleal y pernicioso. Puedes insultar mentalmente a tu proveedor o quejarte de un departamento diciendo que sus empleados son incompetentes. Puedes lamentarte por la atención sanitaria de tu ciudad o el retraso del transporte. Puedes maldecir la crisis del ladrillo y lamentarte porque no puedes vender o comprar casa. Puedes decir que el sistema educativo de tu hijo es una mierda o que estás harto de que no baje el precio de la gasolina o suba el del transporte público. Puedes decir que tu empresa es esclavista y que tu jefe es inhumano y que tu sueldo es muy bajo. Puedes… claro que puedes. Tu y yo luchamos cada día para tener ese derecho. La cuestión es si es útil instalarte en el PUEDES o empezar a preguntarte qué QUIERES o qué DEBES hacer para cambiarlo. He aquí la vacuna. Porque eres todo eso que te pasa. Porque nadie sufre continuadamente algo que no merezca. Demanda lo que es justo pero también muéstralo con tus actos individuales a diario.

Un ejemplo del victimismo endémico -y también de esquizofrenia social- es el creciente nivel de indignación con la clase política que mayoritariamente la población española renueva cada dos años en las urnas. Tras haber vivido un nivel de agitación y manifestación constante de desacuerdo en la calle con unos y con otros y con los de más allá, tras un movimiento histórico que será estudiado por nuestros hijos como el 15M, tras continuos insultos a políticos en el café de la mañana en el trabajo, tras escándalos y escándalos de corrupción política (Después de 1700 causas judiciales, 500 implicados, 82 condenados, 28 presos y 40.000 millones de euros desfalcados después -y sumando- España es el tercer país más corrupto de Europa tras Grecia e Italia según el informe de Transparencia Internacional), tras constantes medidas de unos y de otros que agravan a diario la situación económica en España,… tras todos esto en las últimas elecciones generales del 20 de noviembre de 2011 de 24.666.411 votantes (un 71% del censo convocado) exactamente 17.870.087 votantes, es decir el 73,39% del censo, renovó su confianza en los mismos partidos políticos que diariamente insultaban. Este es el hecho. En las últimas elecciones europeas un 49,06% renovó su confianza en estos mismos partidos, el resto del porcentaje del electorado se ha dividido entre dos partidos minoritarios (uno de nuevo cuño y en auge pero estadísticamente aún fuera de la partida), una agrupación política de varios partidos y una lista interminable de otros. Estos resultados quieren decir varias cosas: la primera es que el victimista nunca hace lo que dice; la segunda es que al victimista no le gusta cambiar (manifiesta resistencia).

Este es solo un ejemplo cualquiera de cómo una sociedad no hace lo que dice o cómo la cultura social se perpetúa cumpliendo suma cero. Para el caso español el lector o lectora puede encontrar un análisis detallado en dos artículos que escribí hace ahora dos años: Innovar en España: ¿por qué en España es difícil innovar? e Innovar en España (II): Datos reales sobre por qué ocurre no innovamos bien o rápido

 

2.- Especulación endémica y vacuna

Se que esperas que hable de la fiebre del ladrillo en este punto. Pero tenemos tantos casos de especulación endémica que uno en concreto me parece hoy más interesante. Porque no solo lo vives sino que te lo comes a diario.

Una prueba muy reciente de la picaresca ibérica ha saltado a los medios de comunicación recientemente. Durante años he comido jamón ibérico. O eso creía. De hecho los hogares españoles gastan de media 650 millones de euros anuales en jamón curado. Haya o no haya crisis. Sin embargo y paradójicamente la misma desrregulación consentida durante décadas por agentes, gobiernos, intermediarios, distribuidores y consumidores para aumentar de forma especulativa el consumo y producción de jamón ibérico; ha estado a punto de acabar con el sector ganadero más fiel a la raza ibérica. La comercialización y etiquetado de los productos de forma poco fiable y muy laxaha sido clave en este proceso de devastación progresiva del sabor ibérico. Durante años y desde que en España se implantaron las primeras cadenas fiables de distribución logística de alimentos, el jamón ibérico de un 50% a un 100% de raza ibérica ha sido a efectos prácticos igualmente tratado. Entre la picaresca de los productores se han detectado las siguientes prácticas: la inclusión de las palabras “dehesa” o “montanera” o asociados en las marcas de jamones de cerdos que nunca habían pisado una dehesa o una montaña; la utilización abusiva del término “pata negra” como marca comúnmente aceptada de calidad sin correspondencia de raza; la inclusión del término “ibérico” en una gran cantidad de productos omitiendo su origen combinado con otras especies no ibéricas. Por estos y otros motivos, criadores de cerdo 100% ibérico estaban viendo castigado su trabajo de cría diario apostando por la crianza del cerdo ibérico de bellota (ya sea puro de bellota y hierba o a partir de crianza mixta con pienso).

Para comprender mejor lo acontecido y la magnitud de la picaresca consentida durante tantos años, en 2008 el propio gobierno declaró que existían 6.000.000 de cerdos ibéricos de bellota en España, lo cual según los expertos en términos de dehesa y hectáreas de encinar en la península es completamente imposible. El nivel de especulación ha llegado a tal nivel que el Gobierno español en enero de 2014 y ante las continuas quejas del sector y/o los consumidores se ha visto obligado a crear una nueva Norma de Calidad que pretende poner orden, aclarar y simplificarle la información al consumidorElena Diéguez, secretaria técnica de Aeceriber, la Asociación Española de Criadores de cerdo ibérico, ha declarado “en este sector imperaba, no voy a decir el fraude, pero si la picaresca”. Por su parte, los industriales del cerdo “ibérico” como como Carlos Díaz, presidente de Iberaice, la Asociación de Industrias del cerdo ibérico, han declarado que la nueva norma “penaliza al cebo y a lo que siempre se ha conocido como ibérico”. La polémica está servida. La nueva normativa algo más estricta en cuanto a la procedencia del producto y su problemática asociada están explicadas ampliamente en un gran documental sobre el caso que el equipo de DOCUMENTOS TV ha producido bajo el título Los colores del jamón y que fue estrenado a horas intempestivas -casi sin audiencia por cierto- hace unos días.

La gran lección que he aprendido de este caso, muy paradigmático de la cultura ibérica, es que nunca un problema tiene un solo culpable pero que en el carácter ibérico -sin duda muy emprendedor- va implícito por desgracia un afán especulativo. El problema no es que exista este afán sino que cuando no se controla de forma continuada puede acabar incluso con las bases de la propia cultura que se pretende defender. Ningún alimento más significativo de lo ibérico que su jamón de bellota. Por tanto, la vacuna contra la especulación es la regulación consensuada y ajustada por las partes interesadas. Por todas.

 

3.- Parcialismo endémico y vacuna

También existe y lo vives a diario. Un compañero facilitador que acostumbra a viajar mucho, hablaba hace poco de la tremenda problemática que tiene poner ejemplos políticos en España para trabajar con los equipos. Según en qué lugar te encuentres puedes decir o no según qué cosas. La península ibérica ha sido históricamente un lugar maniqueo, fraguado -como muchos entornos a su alrededor- de continuas batallas de sangre e ideas. En general nos gusta mojarnos, pero mojarnos hasta perder la perspectiva. Esto se traduce en que cuando trabajo con equipos me encuentro patrones de conducta que son propios -como es lógico- de la cultura en la que se desenvuelven las personas de ese equipo. Estos patrones de conducta que favorecen el parcialismo endémico son básicamente tres:

  • Etiquetado continuo de personas. Nos gusta poner etiquetas a la gente y basar nuestra relación de acuerdo a ellas. Una vez que hemos etiquetado a alguien, nos resulta complicado quitarle la etiqueta. Por lo general, el carácter ibérico es poco compasivo derivado de un partidismo extremo que se resume en la máximo “O estás conmigo o estás contra mí”. Me resulta muy sencillo echar por tierra esto en las sesiones, pero cuando me olvido de tener a raya esta característica, casi siempre me pasa factura en los procesos. El 90% de personas que conozco no pasaría el mismo examen de admisión en sus propias vidas que ellas mismas exigen a los otros. La vacuna del etiquetado continuo de personas es la compasión, la comprensión del otro a partir de sus limitaciones y fortalezas y no de los nuestros.
  • Enjuiciamiento rápido. Las personas que son de juicio rápido y fácil suelen ser personas que a larga se encuentran con hechos lentos y dolorosos. Y viceversa. He aprendido esto en mi vida y procuro no olvidarlo. No obstante noto que tenemos una capacidad innata para juzgar a los demás con tremendo espíritu crítico (a menudo poco constructivo para ellos) y una incapacidad natural para mirarnos al espejo y ver defectos. El carácter ibérico es en este sentido poco humilde, algo fanfarrón y altamente orgulloso. A lo largo de la Historia se ha conocido a filósofos, soldados, pensadores y gobernantes españoles por su elevado orgullo. La vacuna contra el enjuiciamiento rápido es el pensamiento sistémico, la ciencia del pensamiento cotidiano y el liderazgo diferido.
  • Elevado sentido del honor propio. Distingo aquí el honor propio del honor social. Tenemos un exagerado sentido del honor que es complicado de gestionar porque el “honor” es una cualidad moral. La moralidad es a menudo subjetiva exceptuando casos comúnmente aceptados como inmorales. El honor propio habla de dignidad. Al hablar, casi sin notarlo y de forma inherente al carácter ibérico, tendemos a defender nuestra dignidad o a socavar la ajena. Nos olvidamos de que mucho más noble que el honor propio (ese resquicio nostálgico y entrañable del feudalismo y el Siglo de Oro) existe el honor social. Es decir, la capacidad de honrar a otros, de darles honores u otorgarles concesiones en función de nuestra calidad humana y de la suya. Probablemente de las tres características enunciadas, ésta sea la que más me encuentro a diario en los equipos. Las personas que hablan desde el honor hablan desde el Derecho o el Poder, nunca desde el Interés, y por tanto cualquier entendimiento sobre esta base es imposible. Revisar el artículo Triadas de consciencia. La vacuna contra el elevado sentido del honor propio es un baño de humildad. En lugar de tratar de defenderte del mundo justificando tu dignidad propia, busca ésta en los demás y deja que ellos te muestren la suya. Una buena vacuna contra elevado sentido de honor propio es seguir unas instrucciones para nacer de nuevo o trabajar por sociedades de aprendizaje mutuo.

 

4 FORTALEZAS DE LA CULTURA IBÉRICA

Como complemento a estas tres caracacterísticas de riesgo, en otros artículos de este mismo blog puedes encontrar referencias a características endémicas de la cultura ibérica que suponen una clara ventaja competitiva. Por ello, y para no alargar el artículo, no les dedicaré tanto espacio como a los riesgos. Aún así no quiero cerrar el artículo sin destacar 4 fortalezas que hacen único al carácter ibérico y que debes tener en cuenta en tus equipos:

 

1.- Elevada capacidad de superación y sacrificio Que se demuestra, p.e. en el deporte de élite y los episodios críticos de nuestra historia. Pocos pueblos han sufrido tantas batallas sobre su suelo y han logrado rehacerse con tanta rapidez. A menudo criticamos los procesos de transiciones históricas que ha vivido nuestro país pero olvidamos el tremendo esfuerzo que como sociedad hemos sido capaces de asumir para que estos procesos se llevaran a cabo. Esto tiene un reflejo en las personas. Cuando la historia de tu familia está fraguada con sangre y sudor, es complicado que tú mismo puedas abstraerte de ello.

2.- Fuerte sentido de pertenencia al grupo A todos los niveles familia, amigos, tierra, equipo, marca. Está muy asociado a una lectura positiva del honor propio sobre el honor social y escapa de la tradicional caricatura. Nuestra capacidad de identificarnos con un grupo es también una lectura positiva de nuestro parcialismo.

3.- Alta capacidad relacional Somos de natural apasionados y expresivos con los otros. Y esto -créanme- se envidia en toda Europa, donde las tasas de suicidio, depresión y alcoholismo se disparan mucho más que en España, y donde se envidia la capacidad ibérica para “quedar a tomar algo” o “decir lo que piensas”. En efecto, a veces decimos el ibérico medio dice lo que piensa en exceso, pero a la hora de gestionar personas es mucho más sencillo gestionar la voz que el silencio.

4.- Extraordinaria capacidad resolutiva y creativa con los mínimos recursos Es quizás la más interesante de estas 4 fortalezas a nivel de equipos porque va implícito en nuestra educación y nuestra historia “ser apañaos” y  “sacar las cosas adelante”. Más de un gestor de otras culturas y entornos daría su brazo por contar con personas resolutivas y creativas cuando los recursos o el momento no acompaña.

 

***

generar compromiso

generar compromiso

reloj“Supongo que esto es otra causa perdida, señor Paine. Ustedes no saben nada sobre causas perdidas pero el señor Paine, sí. Una vez dijo que eran las únicas por las que valía la pena luchar. Y luchó por ellas en una ocasión. Por la única razón que todo hombre debe hacerlo y por una pura, llana y sencilla norma: AMA A TU PRÓJIMO. En este mundo de hoy lleno de odio el hombre que cumple ese precepto es digno de confianza. Usted conoce ese precepto, señor Paine. Y yo le admiraba por eso igual que mi padre. Usted sabe que ha luchado por las causas perdidas con más fuerza que por muchas otras, incluso moriría por ellas como lo hizo el hombre que ambos conocimos, señor Paine. Cree usted que estoy vencido. Todos piensan que estoy vencido. Pues bien, no lo estoy y voy a quedarme aquí para seguir luchando por esta causa perdida. Aunque en esta cámara abunden las mentiras como estas y los Taylor y todos sus ejércitos entren en este lugar. Porque alguien me escuchará.”

Palabras del senador Smith en Mr Smith goes to Washington (Capra, 1939)

 

Tenemos vida y tenemos esperanza de vivir. Pero uno no tiene nada si no se dedica el tiempo suficiente. La única forma real y estable de generar compromiso en los otros es formular tu compromiso personal.

Mi nombre es David Criado y en este momento estoy en el ejercicio de la palabra. Este es el mayor honor al que todo hombre aspira: Ejerzo mi libertad de expresión en esta noble tribuna y tu me escuchas. Es un acto limpio y puro de conciencia. Cuando un hombre habla, se dice que toma la palabra. Cuando un hombre se compromete, se dice que la da.

Esto es lo que hoy tengo que decirte:

 

MI FE

Creo en la vida. Tal y como es, me basta. No creo en las personas que intentan escapar de ella. Tampoco en las que intentan convencerme de otra cosa.

 

MI HONOR

Uno tiene que decirse “Me he equivocado” y también “Aquí estoy yo y este es mi sitio”. Uno tiene que cuidar de la gente a la que ama y también dejar que otros le amen. Uno tiene que elegir su punto de partida, empezar a tiempo por sí mismo para otros, tomar las riendas de su propio sueño y serlo. Uno tiene que saber decir adiós, dejar de caminar por un momento y caer rendido disfrutando del descanso.

Me he equivocado. Nada de lo que hice estuvo desprovisto de sentido. Y sin embargo hice daño a otros. Cualquier guerra lo es por los heridos. Si yo estoy aquí es por aquellos a los que serví pero también por mis caídos. Nada de esto me impide mirar hacia delante. Soy responsable de hacer daño a otros de la misma manera en la que ellos quieran serlo de su propio sufrimiento.

Aquí estoy yo y este es mi sitio. Puede que a ti no te sirva mucho. Yo sin embargo he luchado duro para llegar a esto. He respetado tan solo un principio: No me rendí a mí mismo para no rendir a otros.

El perdón no es una palabra ni tampoco un privilegio. Es una responsabilidad propia que se ejerce a diario. Ningún perdón de ninguna otra persona será tan importante para tí como el que logres concederte. Ni todo el mundo repleto de perdón sería suficiente para aquel que no sabe perdonarse. No es el viento sino el cuerpo con respecto a él, el que ejerce resistencia.

 

MIS ACTOS

Se que la vida nunca fue una película de Capra. Lo que marca en mí la diferencia es que yo trabajo para que lo sea.

También se que te encantaría mejorar. Hay cosas de tu pasado que tal vez no hubieras hecho. Y me miras esta noche y me preguntas “David ¿qué hago para borrar aquello?” Yo te miro a los ojos y respondo “Tal vez no debas hacerlo. La mejor manera de lograr que tu pasado sea glorioso es trabajar para que tu presente hoy lo sea. Y que, pasado el tiempo, al echar la vista atrás lo sientas digno y verdadero, algo tuyo y poderoso. Así es como yo vivo.”

Yo tampoco se vivir. Improviso. Hay terrenos muy concretos de mi vida en los que me permito tener ciertas certezas. Pero el resto de momentos, para las cosas realmente importantes, yo improviso. Últimamente incluyo un capítulo dedicado a este particular en mis propuestas.

 

MI PALABRA

Creo en mí. Tal y como soy me basta. No creo en las personas que intentan escapar de sí mismas. Tampoco en las que intentan convencerse de otra cosa.

Esto es todo cuanto hoy quería decirte. Y aunque concluya, ahora es cuando empieza mi palabra. Porque hasta ahora yo he tomado la palabra y solo ahora te la doy.

 

***

 

mis auténticos colores

mis auténticos colores

mandelaA William Ernest Henley en 1875 y a Madiba en el día de su muerte.

Y también a ti que me llamas “amigo de las flores”

Cuánto tiempo de estudio dedicamos en las Escuelas de Negocio a los líderes carismáticos y todopoderosos (apenas niños malcriados que se hicieron déspotas) y qué poco a algunos grandes hombres de la vida (personas humildes hechas a sí mismas que luego hicieron a otras) De todos los tipos de liderazgo que conozco hay uno en concreto que me parece especialmente eficaz y respetable. Hablo de pasar 27 años de tu vida en la cárcel y dedicar el resto de ella a reconciliar a todo tu país con aquellos que te han metido dentro.  Preso 466/64, hoy bailo para ti. Porque te llevo dentro:

No me rendiré en medio de la gente ni dejaré que esa pequeña oscuridad que hay en mí se extienda. Porque ningún mensaje puede estar repleto de belleza si la persona que lo emite no está llena de vida. Cuando un mensaje tiene fuerza, resuena en la conciencia de los hombres. Pero cuando un mensaje tiene vida, da sentido a su existencia. Por esto mismo hoy declaro:

Entre ser millonario y darme cuenta de las flores, yo elijo las flores. Por eso nunca seré pobre. Mi corazón es un órgano, pero no porque forme parte de un sistema, sino porque cada vez que lo toco, suena. Por eso lo que hago nunca habla de la vida que me toca sino de la vida que yo toco. Gracias a esto antes incluso de estar completamente a oscuras, puedo ser consciente de la luz. Desgraciada vida la del autor cuyas palabras sean más intensas que sus besos.

Muy a pesar de mis prejuicios y a veces en contra de mi propia voluntad, es mi continua insistencia en elegir AMOR en vez de MIEDO lo que cada día me hace poderoso. Ninguna otra cosa salvo mirar hacia adelante, incluso cuando estuve herido y en el suelo, me dio las más grandes victorias y regalos. No superé mi temor sin renuncia. No me conocí sin lágrimas. En mi vida incluso las más nítidas mañanas dieron paso a las noches más oscuras. La historia de mi felicidad es una colección de penúltimos alientos. No me atrevo a descansar si no me siento exhausto. No duermo si no sueño. Solo cuando lo he intentado todo, me permito descansar. Quien no vea esto en mis ojos y mis actos, apenas me conoce.

Solo existe vida en mí cuando el miedo a ser diminuto invadido por el odio y el reproche, pesa más que el miedo a dejar que mis auténticos colores brillen con luz propia. Nadie ha sobrevivido a sus colores. Pero solo vive aquel que los comparte. Yo elijo vivir y no existirá castigo ni nacerá ser en el planeta que me impida compartirlos.

No es mi inexistente capacidad para evitar las caídas, sino mi firme decisión de levantarme lo que me hace seguir vivo. Por muy fuertes que sean, no vencerán tus golpes sino mi imperturbable voluntad tras recibirlos. La voz que me mueve a tener todo lo que soy no dejará que eclipses ni un solo día de mi vida. Yo soy mi propio sueño y “agradezco al dios que fuere haberme dado un alma inconquistable” para compartir cada día mis auténticos colores.

***

http://ted.com/talks/view/id/1740

Enhanced by Zemanta
¿Por qué nos cuesta tanto cambiar?

¿Por qué nos cuesta tanto cambiar?

cambioMe estreno en este blog con uno de mis temas favoritos: la gestión del cambio. Y lo hago precisamente en un momento de cambio, o como a mí me gustar decir, de transformación personal. Voy a hablar, desde mi propia experiencia, de por qué, o como diríamos en coaching, para qué, no cambiamos. Nos pasa a nivel personal, pero también en las organizaciones. Durante mi etapa como CIO en una empresa del sector editorial, viví la experiencia de liderar un cambio cultural  y tuve la oportunidad de ver la incorporación al cambio de los diferentes grupos, así como la resistencia de algunas personas. Algo que observé es que suele ser bastante común hacer el cambio de palabra: decir que sí, pero a la hora de actuar, no hacerlo.

Pero, ¿qué nos pasa a la hora de afrontar una nueva situación? ¿Cómo podemos gestionar estos momentos de cambio que en la actualidad se repiten cada vez más?

Lo primero que sentimos, cuando estamos a punto de salir de nuestra zona de confort, es miedo a lo desconocido. Ese miedo, en algunas ocasiones, nos impide avanzar. Te bloquea. No te deja caminar… ¿Humm, lo reconoces, no? yo siempre pongo el ejemplo, de cuando estás en una pista de esquí y tienes que lanzarte por primera vez, pero no puedes…  hay algo que te paraliza.

¿Cómo podemos gestionar ese miedo, que no es más que una desproporción entre la amenaza y los recursos? El otro día un colega me comentaba que el miedo hay que mirarlo a la cara, reconocerlo, aceptarlo y caminar con él. Es la forma de que te deje continuar. Yo estoy de acuerdo con él.

Otra de los elementos que tenemos que tener en cuenta en los procesos de cambio es la pérdida. Tendemos a centrarnos en todo lo que perdemos, olvidando lo que vamos a ganar. En este momento, un ejercicio muy útil es hacer un cuadrante con lo bueno y malo de cada una de las situaciones, de manera que veas con perspectiva las opciones. Voy  a poner un ejemplo, con la situación cambiarse de trabajo:

¿Qué es lo bueno de   quedarme en este trabajo?

Por ejemplo: mantengo el mismo sueldo, sigo teniendo los mismos compañeros, conozco el trabajo…

¿Qué es lo bueno de dejar este trabajo?

Por ejemplo: no tener que ver más a mi déspota jefe, se me abren oportunidades nuevas…

¿Qué es lo malo de quedarme en este trabajo?

No habré probado las otras oportunidades, seguiré aguantando a mi jefe, seguiré estresada y malhumorada…

¿Qué es lo malo de dejar este trabajo?

Veré a mis compañeros menos…

Otros factores importantes en los procesos de cambio son las fases del aprendizaje y en concreto, un concepto muy útil, SER CONSCIENTEMENTE INCOMPETENTE. Recuerdo la primera vez que Belén, mi coach, me habló de este término. Ella me lo explico con un ejemplo que me pareció muy claro: cómo aprendemos a conducir.

Antes de coger un coche por primera vez en tu vida, no sabes que no sabes conducir – porque nunca lo has hecho-  eres inconscientemente incompetente.  Cuando empiezas a conducir , empiezas las primeras clases de autoescuela, sabes que no sabes conducir, eres Consciente incompetente. Ya cuando llevas horas de prácticas, llega un momento en el que sabes que sabes conducir, sabes qué tienes que hacer en cada momento, cuando cambiar de marcha… en ese caso, eres conscientemente competente. Y cuando ya llevas muchos meses conduciendo , te olvidas de que sabes conducir, eres Inconsciente incompetente.

En los procesos de cambio, en ocasiones nos cuesta aceptar que somos conscientemente incompetentes. ‘¿Cómo, qué yo no sé hacer esto?’ (en nuevo trabajo o función), ‘¿Cómo, que yo no conozco esta cultura?’ (en un nuevo país)…. El primer paso, es aceptar que esto es nuevo, no sé de esto, voy a aprenderlo.

Por último, en nuestros procesos de cambio, es útil revisar nuestras creencias, ¿qué hay detrás de ese miedo o sensación de pánico a lo desconocido? ¿Qué me pasa a mí con la incertidumbre?

Solo de ti depende ver las oportunidades que nos ofrecen los nuevos retos.

 

***

 

El camino de interés

Ángeles, Guido y Antonia creando su camino de interés común a partir de plastilina en una de las sesiones

Ángeles, Guido y Antonia creando su camino de interés común a partir de dos lenguajes (físico y mental) en una sesión de equipo

– Todo lo que he vivido hasta ayer se ha perdido.
– Igual que para todos los demás.”

Conversación entre Tim Lake y su padre en la película About Time (Curtis, 2013)

“El destino no está escrito para aquellos que escriben su destino”

Sherif Alí a T.E.Lawrence en el desierto de El Nefud en la película Lawrence of Arabia (Lean, 1962)

“Tengo algo para tí” Con esta frase comenzaron muchas de las más grandes aventuras que he vivido. Sobre todo cuando era yo el emisor y el receptor de este mensaje. Hoy sin embargo, lector, eres tú el que recibe mi regalo. Hablaré de una gran herramienta que espero te sea útil porque desde luego ha sido para mí extraordinaria. Empezamos…

3 CAMINOS DIVERGEN EN EL BOSQUE…

… Y yo elijo tomar el menos transitado. Este es el comienzo de cualquier escenario de aventuras y apasionantes experiencias en mi vida.

Vivo siempre muy cerca de un camino que recorro cada día. Está lleno de luces y de sombras y su visión constante me acompaña. Es un camino que sigo descubriendo para mí y para otros. Con todos aquellos que me regalan su presencia, con todos los que desean volver a nacer en un momento concreto de su vida (por negocios, por amor o por impulso) siempre trabajo a partir del interés. Del suyo, del mío o del de ambos. Hablamos por tanto de caminos de INTERÉS. Nadie salvo yo me enseñó a recorrer el mío, y nadie salvo tú te enseñará a recorrer el tuyo. Es una vía fundada en el diálogo personal e interpersonal como herramienta de construcción de relaciones. Y jamás falla si lo acompañamos de entrenamiento, constancia y voluntad. La genialidad de estos caminos es que, como decía el viejo Albert, se basan en un 1% de inspiración y un 99% de transpiración. Es decir, de equivocarse, aprender e insistir lo suficiente una y otra vez.

En todo proceso de diálogo existen tres posibles caminos para la comunicación, ninguno de los cuales es negativo por sí mismo pero cuya consciencia debemos trabajar:

  • La vía del poder: Una persona ejerce la vía del poder cuando trata de conseguir que la otra persona actúe de una manera concreta probablemente diferente a cómo actuaría sin la influencia de la primera. La vía del poder se recorre, como es lógico, a partir de posiciones de poder. Éstas pueden ser: un mayor conocimiento, una posición jerárquica superior, un estatus social, o por lo general una identidad, experiencia o discurso respetado y aceptado.
  • La vía del derecho: Recorremos la vía del derecho en una conversación cuando nos atenemos estrictamente a un sistema de leyes, creencias o normas aceptado por las partes. En este camino se trabaja la prohibición, la sanción, el sentimiento de culpa y el de respeto a las propias normas. La vía del derecho se recorre gracias a la existencia de figuras arbitrarias o intermedias que velan por el cumplimiento de esas normas. Esas figuras pueden ser organismos, personas o el simple peso de la costumbre o las conductas aceptadas.
  • La vía del interés: El objetivo es encontrar un punto de encuentro y construir entendimiento de lo que quiere cada una de as partes y de lo que queremos en común. Para ello es imprescindible que todas las partes colaboren. Se trata de trazar un camino que todos podamos recorrer. Este es el camino del INTERÉS COMÚN y se nutre de cada uno de nuestros caminos de interés individuales. La vía del interés común se recorre a partir de posiciones de comprensión, perspectiva sistémica y cesión.

Cada una de estos tres caminos requieren diferentes tipos de liderazgo, estilos de comunicación y estrategias de los que hablaremos en el futuro. Todos ellos son a su vez útiles dependiendo de las situaciones y momentos. Es por tanto, importante, destacar que resulta imposible posicionarse por completo en uno u otro aunque sí resulta útil saber hacia cuál queremos orientar nuestra mirada.

En todo caso, partir del interés de las personas (sus deseos, sus expectativas, sus motivaciones) es la mejor manera de las tres anteriormente enunciadas, de favorecer una relación sincera y honesta de diálogo y por lo general, de vida. Mediante esta vía logramos un mayor aprendizaje a largo plazo y dotamos a nuestras relaciones de una base más sólida y estable. Es, no obstante, complicado recorrer este camino y la mayor parte de personas muestran pereza o indolencia ante la posibilidad de esforzarse por mantener relaciones conscientes con un mínimo nivel de calidad. Esto ocurre porque es necesario entrenar estas habilidades a diario. Darnos la oportunidad de comprendernos unos a otros requiere dedicación y sacrificio.

 

MI CAMINO DE INTERÉS

Sirva de advertencia que cada persona traza y recorre su propio camino de INTERÉS. Por ello lo que a continuación voy a compartir es tan solo la pequeña chuleta que utilizo para no perderme en mi camino de INTERÉS. Creo muy útil compartir, después de tantos años, que es más útil atender al camino que no cegarse con el norte. Por eso esto no es una brújula sino la carta de navegación personal que utilizo para explorar mi camino de interés. Casi todo lo que hago lleva implícito el siguiente proceso continuo en el que me educo cada día con férrea disciplina de valores y suficiente flexibilidad emocional. He de reconocer que cada día conozco a un montón de personas que tienen diferentes caminos de interés pero yo solo tengo uno que aplico a cualquier ámbito de mi propia vida. Lo trazo y renuevo cada día pero estas son siempre sus tres paradas básicas:

 

1.- CONOCERME (kenshou)

Lo primero que hago de forma ya casi automática, tras mucho tiempo de entrenamiento, es aclarar qué es concretamente lo que quiero. Intento con todos mis recursos y fuerzas establecer el foco a partir de lo que tengo, que como ya os comenté en otros artículos, no es más que lo que soy, no es más que mi vida. Estas son algunas de las innumerables fórmulas de lenguaje generativo en las que creo profundamente y que practico muchas veces al día:

Qué genial sería que te conformaras con la vida. Qué fantástico sería que la vida fuera tu mejor razón para vivir. Levantarte cada día con el único objetivo de vivir. Acostarte cada noche con la enorme satisfacción de haber vivido. Y que haciendo esto una y otra vez, pase lo que pase, nunca dejes de escribir la mejor de todas tus historias.

Este es el clímax de todo gran autor: vivir aquello que creas, escribir tu propia realidad y que el presente continuo de tu vida te convierta en el sueño de los otros.

Mi vida es una gran obra en la que nunca se repiten los capítulos. Mis constantes vitales son personas. Mi pensamiento más elaborado es mucho menos poderoso que la más sencilla de mis emociones.

 

2.- LIBERARME (moksha)

Lo segundo que hago es liberarme. Antes que explicar la teoría de cómo puedo hacerlo, prefiero describir cómo lo hago. Este es un ejemplo de una situación muy habitual en mi vida y es extrapolable a una gran cantidad de otros momentos:

Así es como respiro en la ciudad: de repente andando por la calle me detengo. Seguramente quede apenas media hora para asistir al nacimiento de un equipo. Entonces alzo la vista y suelo ver el sol. A veces cierro los ojos y dejo que me llegue. Otras veces no está y me refugio en las fuentes de los parques. Me siento y me abandono a la comprensión del agua. Permanezco atento y me libero. Al poco tiempo me incorporo y con esto me obligo a nacer de nuevo. Lo que viene después suele ser un espectáculo. Para otros. Para mí.

 

3.- ILUMINARME (satori)

La realidad es algo más que la piel humana y urbana que tú puedes tocar. En mis talleres sobre sentido común, diálogo y participación comparto la importancia de no perdernos en nuestro propio pensamiento. En una de las viejas prosas de los Upanishads el lector aprende algo:

No es tan importante aquello que ves sino lo que te hace ver. No es tan importante aquello que oyes sino lo que te hace oír. No es tan importante aquello que piensas sino lo que te hace pensar.

La palabra Upa ni-shad proviene del antiguo sánscrito y significa “sentarse más bajo que otro” y define perfectamente la actitud que adopto en la mayoría de momentos de mi vida recorriendo mi camino de interés. Esta posición mental o incluso a veces física, me ayuda en primer lugar a vaciarme de mí mismo para que puedan entrar otros y en segundo lugar a aprender de aquellos en los que yo confío mi enseñanza: las personas que me rodean a diario.

Es completamente innecesario e inútil buscar la iluminación en cualquier ámbito de la vida. Lo realmente útil es vivir. Y luego ser por ello iluminado.

 

***

 

 

El mensaje de Kai para el mundo

El mensaje de Kai para el mundo

“Simpatía, eso es lo que pasó. Simpatía signfica sufrimiento en griego.

Simpatizo contigo significa Sufro contigo

Branch Rickey (Harrison ford) en la película 42 (Helgeland, 2013)

“De modo que aquí estoy. Realmente asustada.”

Kai Soremekun

QUÉ APRENDÍ DE KAI SOREMEKUN

Kai es Kai

Kai is Kai

Casi siempre la mejor manera de superar tu miedo, es saber que tienes miedo.

Tengo un reto. Diariamente intento encontrar algo en la vida que realmente me importe y me sorprenda, algo que me haga conectar con la esencia de las cosas. Esta costumbre me permite no alejarme demasiado de la belleza y en cierto modo ser mejor persona. No es tan solo uno de mis entrenamientos emocionales, es quizás el que mantiene el brillo y la luz de lo que soy. Creo sinceramente que tenemos mucho ruido a nuestro alrededor, que la complejidad nos impide ver el milagro de estar vivos. Me levanto cada mañana buscando algo fascinante. El milagro auténtico es que siempre encuentro algo. Siempre. Hoy es una historia de una mujer fascinante.

Hace poco dentro del artículo 25 manifiestos que cambiarán tu vida compartí con vosotros el FEARLESS Manifesto (El manifiesto para vivir SIN MIEDO) que escribió Kai Soremekun en su fantástico proyecto WHO IS CHICK. Hoy quiero hablar de Kai y de lo que representa para la forma de vivir que defendemos desde la iniciativa. Quiero hacerlo por dos motivos:

El primer motivo es que hoy he visto un video que Kai publicó hace una semana. Es un video en el que comparte con nosotros cómo le afectó un comentario negativo que recibió en el blog por parte de un antiguo conocido. En este vídeo se ve cómo en 4:14 minutos crece desde la tristeza hasta la afirmación de su sueño y sus valores. Me encantó ver su recorrido en esos pocos minutos desde su imagen en blanco y negro (el miedo) hasta su imagen en color (la conciencia y la toma de poder). De nuevo incluso en esos momentos, volví a aprender mucho de ella. Aún así he notado cierto tono de tristeza y me han dado ganas de decirle que nada está perdido, que todo está por hacer y que desde aquí soplo cada día las brasas para mantener vivo el fuego de gente como ella que hace brillar a otros.

El segundo motivo es que podía haber elegido entre quedarme con esa buena energía que ella me transmite o compartirla. Podía haber tenido esa duda pero desde hace ya bastantes años no dudo en absoluto. Porque la iniciativa de la que formo parte y yo mismo defendemos que en cada momento de tu vida puedes elegir entre vivir con miedo o con amor. Y yo hoy elegí vivir con amor, elegí compartir esa energía. Tuve el valor de hacerlo. Y escribí a Kai para agradecerle su trabajo y decirla que hoy escribiría este mismo artículo hablando de lo que representa para mí. Ella me respondió enseguida desde Los Ángeles. Y ahora comparto mis 10 razones por las que adoro el mensaje que Kai tiene para el mundo:

From the fear to the power

From fear to the power. A master class by brilliant Kai Soremekun. Life is for the living.

1.- TEN EL VALOR DE CONOCERTE

Hace ahora dos años viajé desde Atenas al viejo oráculo de Delfos. Lo necesitaba. El viaje fue muy incómodo, pero lo que sentí al pisar las huellas de mis antepasados fue extraordinario. En Delfos estaba lo que los antiguos denominaban el ombligo del mundo y en ese mismo lugar consultaban a los dioses. Alguien, cansado de las pitonisas y de los profecías, se subió un buen día a una escalera y cinceló sobre el gran templo estas palabras: CONÓCETE A TI MISMO. A partir de entonces, muchos hemos seguido este consejo. Kai Soremekun vivió una experiencia dolorosa. Pero supo romper el ciclo y se atrevió a conocerse. Exploró su mundo interior y lo que era. Después de varias decisiones necesarias, estuvo preparada para compartir con el mundo su mensaje. Y lo hizo. Lo primero que dijo fue…

2.- TIENES UN SUPERHÉROE EN TU INTERIOR

“A veces la cosa más difícil de hacer es no hacer nada” Así empieza uno de los videos de Kai titulado Revelando el secreto del Superhéroe. Desde que Kai se dijo a sí misma “Tienes un superhéroe en tu interior” se permitió decir a otros que ellos también lo tenían y además compartió con los demás cómo encontrarlo. Lo hizo a través de 10 capítulos en la primera temporada de CHICK (Chick 1.0) Te invito a verlos todos.

3.- CONECTA CON LO QUE TE RODEA

Se que piensas que tu vecino o tu planta no tienen nada que decirte, pero Kai te dirá lo contrario. Puedes cambiar el mundo conectando con lo que te rodea. En la iniciativa no creemos que sea realmente complicado encontrar el sentido de las cosas. Tú eres el sentido de la vida. Eso es todo. Tú darás por tí mismo sentido a aquello que te rodea si te atreves a observarlo y disfrutar de ello.

4.- HONRA LA VIDA

Los grandes maestros orientales honran a la vida. Para las filosofías hindú y budista, la vida es un ciclo contra el que no puedes luchar. Cualquier lucha contra el ciclo provoca dolor y este dolor a su vez provoca sufrimiento. Aquellas personas que se permiten honrar a la vida aceptando lo que es y su papel en este ciclo, son las que alcanzan la mayor satisfacción. Hasta aquí, lector, has leído 4 frases sumamente aburridas e intragables. Pero hay otras formas de expresar la importancia de todo esto. El lunes pasado Kai colgó un video en el que contaba que había encontrado un bicho mientras se duchaba. Y aunque su primer impulso fue matarlo, luego pensó que realmente no lo necesitaba. Grabó un video de 2:47 minutos en el que explicaba cómo cambiar el mundo respirando hondo y replanteándose las cosas. Se lo dedicó a su perro Foxxie 🙂 Os invito a verlo.

5.- ATRÉVETE A ESCUCHAR

Escuchar es algo más que atender a lo que alguien dice. Escuchar habla de focalizarte y permitirte conocer a otros. Salirte de tí y de lo que representas para acceder a lo que otro quiere compartir contigo. El verdadero arte de la escucha requiere QUIETUD, ESPACIO, ENTENDIMIENTO. Lo que comparte con nosotros cuando nos habla del raro y precioso superpoder de escuchar es que es realmente complicado alcanzarlo y que como nos está acostumbrada, a veces reconoce que le saca de quicio ser completamente observada y escuchada. Lo extraordinario no solo es que reconozca no haber alcanzado aún del todo este superpoder, sino que cuando analiza lo que ocurre sabe que no nos solemos sentir cómodos porque alguien que nos escucha nos hace trabajar en lo que decimos, y no estamos muy acostumbrados realmente a hacerlo. Ser conscientes es un privilegio que no solemos otorgarnos. Lo mejor de Kai en este video es sin duda su genial interpretación acerca de las barreras habituales de la escucha. Disfrutad!!!

6.- HABLA CON EXTRAÑOS

Kai odia hablar con extraños, la hace sentir incómoda. Pero también ha grabado un video sobre ello. Es la misión número 4 de su Experimento Superhéroe. Este video es uno de mis favoritos. En él vemos a Kai en la calle obligándose a superar su miedo y hablando con diferentes extraños para hacerles más agradable el día y conocerles. Uno de los grandes valores que nos transmite siempre Kai es que lo importante para enriquecer tu vida y tu trabajo a menudo es superar tus propias barreras y explorar nuevos caminos.

7.- PARTE DE LO QUE ERES PARA SER QUIEN QUIERES SER

Estás en todas partes. Si quieres cambiar y mejorar tu vida, sentirte bien y feliz con lo que eres o haces, lo primero que debes hacer es detectar aquello que te hace ser quién eres. Un miedo, una manía, una costumbre, una horrible actitud que te pesa como una losa. Kai también tiene sugerencias para ello. Mata aquello que te pesa y hazlo sabiendo que estás a punto de volver a nacer cada día del resto de tu vida.

8.- DA UN SOLO PASO AL MISMO TIEMPO

Este es el secreto de Kai para el éxito. No te obceques ni te pierdas en tu objetivo. Para lograr aquello que quieres lograr, permanece en el momento presente y simplemente da un solo paso al mismo tiempo. Uno detrás de otro. Si te caes, levántate. Este es el sencillo, y por ello más inspirador, video de Kai subiendo una simple cuesta de Johanesburgo.

9.- CREE EN TI MISMO PORQUE ERES LO QUE HACES

Primero te ignoran, luego se ríen de tí, más tarde te atacan. Y entonces ganas” dijo Bapu. Algo grande ocurre en el mundo cuando una persona se atreve a creer en lo que sueña. Y apuesta por ello. Y primero vive la indiferencia de los que jamás se atrevieron a soñar. Y luego su apatía y su falta de fe. Y más tarde su incomodidad. Hasta que de repente comienzan a escucharle. Y entonces le rebaten. Y él siente solo entonces que ha ganado. Todo el mundo te dirá que no es posible, pero solo tú puedes decirte que sí puedes. Kai nos lo muestra en este video como siempre vestida con su capa y su pijama ;))

10.- SIMPLEMENTE HAZLO

En ningún momento de tu vida vas a estar completamente seguro de todo lo que hagas. Tampoco ningún momento será nunca el perfecto para dar el primer paso. Pero a veces solo es necesario darlo. Cuando Kai dejó atrás su pasado y decidió seguir hacia delante subió un video. Era enero de 2012 y lo llamó CÓMO SER ALGUIEN QUE NO TIENE MIEDO. Cogió su petate y se fue a su coche. No tenía amigos y probablemente pocos apoyos. Así que empezó viviendo allí esa noche. Dio el paso y luego uno a uno vinieron los demás. Calzarse unas mallas y una capa, fue uno de ellos y tan solo para compartir su aprendizaje con el mundo. Desconozco las razones por las que lo hizo y tampoco las necesito. Simplemente se que supo que tenía que hacer algo. Algo debía cambiar en su vida y ella era la que debía cambiarlo. Y lo hizo.

A lo largo de mi vida he dado muchos pasos parecidos. Cuando algo no me hacía sentir bien, intentaba una y otra vez cambiarlo. Luego me daba cuenta de que yo tenía que cambiar. Y cuando a veces ninguna de ambas cosas funcionaba, simplemente cerraba aquella etapa. No se trata de huir, se trata de saber en qué lugar del mundo quieres situarte. En tu propia vida disfrutada por los otros o en la vida que tú mismo te permitas disfrutar.

Ayer corrí mi primera carrera de 10 kilómetros. Se que no es mucha distancia y se que llevo entrenando mucho tiempo. Pero un pavor atroz a las multitudes y a la competición me impedía saber si yo podía hacerlo. Cuando corro jamás tomo tiempos ni se las distancias que recorro. Solo me dejo fluir e intento superarme. Mi referencia era tan solo el horizonte. Así que al principio pensé que sería imposible recorrer 10 kilómetros con tanta gente. La mañana de la carrera me dio mucha pereza levantarme. Era domingo y el día anterior había tenido formación. Pero lo hice y por la memoria de todo lo que quiero, juro que disfruté aquella jornada pisando fuerte sobre mi enorme colección de miedos.

Gracias Kai por compartir. Como te dije, compi, eres grande y eres luz. Nadie podrá robarte lo que eres ni la enorme fuerza de tus superpoderes.  A BIG HUGE HUG, girl!! Love your smile, keep on rocking! You are within me. Go ahead from that side of the world

chick

***