Programas de mentoring individual

bside-mentoring

 

 

Objetivo del servicio: Facilitar tu cambio personal y profesional a nivel individual.

Formato: Programa de mentoring

Duración: + 12 meses

Foco de actuación:

personas

¿QUÉ HACEMOS?

El mentoring es una metodología de aprendizaje de largo recorrido en la que se establece una relación de confianza entre el mentor (que acompaña el aprendizaje) y el mentorando (que lo vive). El primero conduce, guía y transfiere sus conocimientos y el segundo experimenta el aprendizaje trabajando motivaciones, alineamientos y aspiraciones con la ayuda del estímulo del mentor. Ambos construyen además un vínculo de respeto con el objetivo de generar valor a partir del compromiso y la responsabilidad. El objetivo de la metodología es potenciar el desarrollo personal y profesional a partir de las necesidades del mentorando, para lo cual es necesario que el mentor cuente con avanzadas habilidades personales e interpersonales que le habiliten para ejercer su papel de guía, consejero y soporte.

CARACTERÍSTICAS BÁSICAS DE UN PROCESO DE MENTORING:

  • OBJETIVO: El objetivo fundamental de un proceso de mentoring es generar un espacio de intercambio y reflexión basado en el diálogo. Éste puede mover a la toma de decisiones y en consecuencia a la acción.
  • RIGOR: Un buen programa de mentoring ha de contar necesariamente con una metodología concreta, sencilla y transparente; claridad en las expectativas; y una comunicación eficaz en ambos sentidos.
  • ALCANCE: En los procesos de mentoring se acostumbra a manejar una visión mayor sobre la persona por lo que la construcción de naturalidad y un elevado grado de confianza son claves. No se trata solo de contribuir puntualmente a la adquisición de habilidades concretas para la consecución de logros, sino también de favorecer el crecimiento y el equilibrio de la propia persona.
  • ROLES: En un programa de mentoring es el mentorando el que dirige su aprendizaje y es el mentor el que facilita ese aprendizaje de acuerdo a su experiencia, intuición y habilidades. La influencia del mentor depende de la percepción de valor que puede aportar a la relación y no tanto de las habilidades técnicas que pueda emplear durante el proceso.
  • ÁMBITO DE ACCIÓN: El terreno de juego del mentor y el mentorando no son tareas concretas sino la vida (carrera profesional, relaciones, crecimiento personal) por lo que el enfoque del programa aunque formal suele ser adaptativo. Durante un mismo proceso de mentoring es común que se practique mentoring situacional (a partir de una necesidad concreta del mentorando), mentoring formal (trabajo de sesiones a partir de objetivos concretos) y mentoring informal (sobre habilidades concretas en momentos específicos)
  • EL MENTOR: La labor del mentor es doble. Además de facilitar la adquisición de habilidades a través de diferentes dinámicas y herramientas -tal y como realiza el coach- transfiere de forma continua y directa conocimiento y visión. No solo canaliza sino que es fuente de inspiración y reflexión. El mentor puede elegir indistintamente trabajar a partir del autoconocimiento del mentorando o a partir de su propio conocimiento. Es decir, tiene la opción de descubrir y de guiar, de partir del punto de vista del mentorando o del suyo propio. Es necesario que el mentor cuente con una serie de cualidades específicas que favorezcan el aprendizaje: autoconocimiento, autoconfianza, equilibrio emocional, valoración de los demás, empatía, pasión, honestidad, integridad y compromiso. Un mentor tiene la obligación de mostrar el camino, inspirar la visión, desafiar el propio proceso, empoderar la acción y dotarla de sentido, y por último animar y fortalecer el espíritu.
  • DURACIÓN: La duración de un programa de mentoring suele ser extensa (entre 6 meses y 1 año) y la periodicidad de las sesiones -aunque se determina por ambas partes- suele ser de entre 2 y 3 semanas.

 

BENEFICIOS DE INICIAR UN PROGRAMA DE MENTORING

Destacamos algunas de esas nuevas capacidades que aprende el mentorando a lo largo de este tipo de programas:

  • Vocación de acción y compromiso
  • Construcción de foco y claridad
  • Flexibilidad y consciencia
  • Tolerancia al error
  • Asunción de responsabilidad ante procesos de transición o cambio
  • Generación de pensamiento dialéctico, interactivo y social
  • Entrenamiento a partir de la perspectiva y el posicionamiento sistémico
  • Fortalecimiento de la actitud crítico-constructiva

Nosotros consideramos que esta metodología es una de las más efectivas maneras de impactar y acortar la curva de aprendizaje personal. Gracias a esta metodología se produce una transferencia integral de conocimiento, experiencia y sabiduría. Se ayuda al mentorando a saber ser, a saber hacer y a saber saber. Se le acompaña en sus aciertos y en sus errores y además se produce un entrenamiento a tiempo real capaz de sostener y extender el aprendizaje.

NOTA: El programa está diseñado a partir de la propia experiencia de campo y modelos de David Criado y a partir de la experiencia de los modelos de acompañamiento de Whitmore, Clutterbuck, Hay y Valderrama. 

 

Ponte en contacto con nosotros y solicita más información sobre este servicio.