integridad

Posted by on Ene 29, 2013 in ACOMPAÑAMIENTO AL CAMBIO

Scent_of_a_WomanIntegridad. ¿Qué es y para qué sirve? Intentaré explicarlo.

Hace poco una persona a la que respeto escribió un artículo titulado Escuelas de negocios y la profecía autocumplida del Homo Economius. Si la red tiene algo positivo es que no es necesario reescribir algo cuando toda tu opinión íntegra está recogida en un artículo y sus comentarios asociados. Esto ocurre en este caso por lo que si queréis saber mi opinión sobre el actual modelo de escuelas de negocios solo es necesario leer el artículo de Amalio. Comparto como muchos otros su preocupación por esas autodenominadas fábricas de hombres o de líderes cuyo día a día permanece alejado del común de los mortales. De modo que no añado ni corrijo ni una sola coma a su opinión. Sirva este artículo como apoyo público a su demanda de una reformulación de valores en este tipo de “centros de enseñanza”.

Lo que sí me gustaría hacer es recuperar una de mis películas favoritas rodada hace ahora más de 20 años. Esa en la que un teniente coronel retirado, con malos modos y un incorregible afán contestatario, convive durante 3 días con un joven alumno becado en un colegio elitista norteamericano. Porque en este blog hablamos de humanidad y de valores, de cómo podemos recuperar un discurso creíble y útil para todos -no solo para unos elegidos- pero sobre todo hablamos de integridad, de como alimentarla. Para saber qué es la integridad -algo en lo que no se educa en ninguna escuela de negocios-, recomiendo a muchos decanos de este tipo de empresas -porque eso son- que vuelvan a visualizar el discurso final del Teniente Coronel Slade (Al Pacino) en la película Scent of a woman (Brest, 1992). O en su defecto, si adolecen de un afán constructivo momentáneo, que visualicen la película completa.

Antes de compartir el discurso íntegro del teniente coronel Slade, me gustaría compartir algunas creencias que siempre me acompañan y que defiendo en cualquier foro:

  1. QUIEN MANDA AHORA. El mercado nunca tiene razón. Más bien la única razón de que exista algún tipo de mercado eres tú. Invierte ese orden y tú mismo serás la comida que alimente el pesebre de la granja que has creado. Comprobación: sintoniza un telediario.
  2. INTEGRIDAD. Ser íntegro nunca ha sido lucrativo. Los grandes progresos de nuestra historia y las grandes personas que recordarás después de muertas seguramente nunca habrán sido rentables. Pero estás aquí por ellos. El camino correcto casi siempre es el difícil, admira a los que deciden tomarlo, nunca a los que llegan antes. Esto no es una media maratón, hablamos de tu vida entera.
  3. LA OBSESIÓN DEL LIDERAZGO. El liderazgo adquiere más valor de abajo arriba. Nunca al contrario. Diseña una sociedad gobernada por el oportunismo de las hienas y nadie dormirá tranquilo. Diseña perfectos consejos de administración y nadie creerá en ellos. Ningún general salva una vida. No hay ejército si no existen soldados. Todo sistema sanguíneo necesita un corazón. Distribuye y siéntete incompleto. Donald Trump es un cretino, la que realmente me interesa es su secretaría.
  4. PROXIMIDAD y CERCANÍA. No hay nada que haya sido útil que se haya podido construir sin proximidad y cercanía. A medida que alzas el vuelo para reflexionar sobre el mundo, pierdes conciencia y pierdes realidad. Sal a la calle o habla con otros. Algunos vagabundos de mi calle darían clase a Peter Drucker. No eres fruto del mérito que otros quieren que tengas sino del que se ven obligados a reconocer. Piensa en ellos primero y tu liderazgo será algo innegable.
  5. BULAS PAPALES. Tras mi experiencia en otros modelos de aprendizaje, si quiero hallar respuestas o una guía decente para mi carrera nunca me encerraría en un ciclo de conferencias o pagaría 60.000 euros por una bendición papal (MBA). La entereza y la honestidad en el trabajo no son un título sino años de perseverancia y crédito ganado. No contraigas mayor deuda con el mercado de la que él contrae contigo (ninguna). Los actuales itinerarios formativos superiores parecen perdones o permisos del mercado para poder continuar con el camino. Hasta que recuerdas a papá Machado y piensas “caminante no hay camino, se hace camino al andar“.
  6. TU PROPIETARIO. Si analizas tu carrera o tu vida y el propietario de ambas nunca coincide con el titular de tu documento de identidad o el de tus hijos, puede que tengas un problema. Eres lo que te dejas ser. Si te estorban los conceptos durante el camino, memorízalos tan solo para escupirlos. Los programas, las palabras, los grandes boatos y escenarios son tanto el 10% de la obra. La diversión del teatro siempre estuvo en el viaje y el ensayo.

Esta es la conversación íntegra entre el decano y el teniente coronel Slade. Charlie se niega a delatar a sus compañeros y acceder al chantaje de una recompensa rápida. El decano pide su expulsión por no colaborar con el sistema y entonces algo que lleva surgiendo día tras día en la historia de los hombres, surge de repente para avivar el fuego de algo llamado INTEGRIDAD:

No está mal para un paleto que vive en las montañas 😉

468 ad
A %d blogueros les gusta esto: