La lucha contra la novedad

Posted by on Jul 28, 2011 in HUMANISMO y TALENTO

Montura de titanio y lentes de última generación fabricadas a mano en el taller austriaco de Silhouette

La innovación se respira a cada paso que damos en nuestra realidad diaria. Hace apenas dos semanas y media acudí a la óptica de mi barrio a adquirir unas gafas con mi nueva graduación. Llevaba queriendo ir desde enero cuando me gradué la vista pero no conseguía sacar tiempo entre trabajo y compromisos. El caso es que desde que salieron, siempre he querido tener unas monturas al aire para vivir de primera mano la experiencia, sin embargo muchas ópticas me decían que ese tipo de gafas no se podían adaptar a mi graduación media que incluye astigmatismo y miopía. Esta vez fue distinto. Planteé en la óptica mi necesidad y no tardaron en ofrecerme una gran variedad de lentes que no me convencieron. Solo una, situada en el escaparate de la tienda me llamó la atención porque era la más pequeña expresión de unas gafas que yo había visto. Le pedí a la persona que me atendía que me las mostrara. Cuando las cogí vi que el peso era casi inexistente y que las patillas de punto redondo se adaptaban perfectamente a mi silueta. Tal vez por eso la familia que inventó estas gafas superligeras sin montura llamó a su negocio Silhouette.

Las gafas me gustaron tanto que pese a mis iniciales reticencias por la fragilidad aparente de las mismas, no dudé en encargar el modelo que veis en la imagen. Al llegar a casa investigué sobre el taller de Silhouette y mi sorpresa es que es un modelo de innovación continua que en 1992 fue capaz de inventar la primera colección de gafas de la línea Titan Minimal Art basada en titanio puro que sustituía al acero inoxidable tradicional, era más duradero y completamente hipoalergénico. Casi por arte de mágica habían creado el concepto de eyewear y en 1999 salieron a la venta los primeros modelos. 7 años de perfeccionamiento e investigación, un proveedor en Lejano Oriente que suministra un titanio de extremada pureza y mucho trabajo. Esa fue la receta para crear las gafas más ligeras del mercado: 1,8 gr + el peso de las lentes (que nunca supera los 8,2 gr.).

Puente y montura sin tornillos de los modelos eyewear de Silhouette

Lo sorprendente de este caso de innovación es que todos los vuelos tripulados de la NASA que cuentan con astronautas con gafas (un 90% de la plantilla) confían en Silhouette desde que el comandante de la NASA Jim Wetherbee compró un primer modelo que empleó en el espacio y las recomendó a sus compañeros. Las ventajas de esta montura diseñada para adaptarse a la cara de sus clientes son varias:

 

  1. Se adaptan y repelen los golpes absorviendo el impacto y evitando daños en el rostro en caso de ingravidez
  2. No ejercen ninguna presión sobre la nariz (yo lo compruebo ahora mientras escribo) por lo que no hay posibles problemas de respiración o picores en la base del puente. Los astronautas a menudo tienen difícil acceso a su propia nariz mientras trabajan :-))
  3. No tienen tornillos. Sí, han leído bien. Cuenta un empleado de Silhouette una anécdota interesante: “Durante un paseo por el espacio; un tornillo de una montura convencional se soltó y empezó a flotar dentro del casco. Si ese pequeño tornillo hubiese sido aspirado por el sistema de aprovisionamiento de aire del astronauta, ¡se habría producido una catástrofe terrible
  4. Sus lentes aportan visión ilimitada. Y creánme, lo estoy notando. Las lentes de última generación con las que trabaja el taller aportan visión periférica, lo que facilita el trabajo.

Pero aún hay más. El modelo de trabajo de esta empresa es sorprendentemente innovador y exitoso. Cuatro claves:

  • Espíritu familiar: Recordando el lema vorpal que siempre nos mueve (“Sustituye el imperio por la casa“) No han perdido el espíritu familiar pese a que han tardado 8 días en preparar, montar y diseñar mis lentes y mandarlas a mi óptica de barrio con total profesionalidad. Han concentrado fuerzas y se han focalizado en la proximidad para trabajar eficientemente: diseñadores, ingenieros, técnicos y empleados de producción colaboran bajo un mismo techo cada día de forma natural y transparente para todos. Aprenden unos de otros.
  • Son artesanos: El proceso productivo es totalmente artesanal. El proceso de elaboración puede durar 2 meses pero se garantiza la mejor pieza  posible a medida de las necesidades del usuario. Otros competidores han automatizado y maximizado la cadena de producción acelerando el proceso y la cantidad de gafas finalizadas al día pero eso no preocupa en Silhouette. Lo realmente importante es elaborar el mejor producto.
  • Evitan a los gurús del diseño: se centran en el producto, no quieren últimas modas ni ostentación. Su producto no es diseño, es calidad. La clave para persistir ante las modas: siguen siendo humildes. No necesitan grandes nombres para promocionar sus lentes, creen en lo que hacen y eso les basta. Su imagen es su esfuerzo. De acuerdo al estudio de Silhouette cada uno de sus clientes lleva sus eyewear una media de dos años y medio. En ese tiempo siempre tienen que estar contentos y con completa garantía. Lo cumplen.
  • Luchan contra la novedad continua: Sacan solo alrededor de 50 modelos al año. Para una compañía que factura 200 Mill EUR al año, es un briefing que podría parecer escaso pero mediante una selección cuidadosa de modelos consiguen llegar al usuario final e impactar en el mercado.

DATO: Desde 1999 se han vendido más de 8 Mill de unidades de la serie TMA (dato de 2007). A partir de 2007 la compañía  ha decidido focalizar su esfuerzo en esta serie y abandonar el resto de colecciones. De nuevo otra característica diferencial: rápida adaptación a mercado de acuerdo a necesidades de negocio y revisiones de estrategia iterativas.

Arnold Schmied comentaba a la gente de Infonomía:

Hoy somos una empresa familiar, y nuestra idea es continuar siéndolo en el futuro. La razón es que creemos que la innovación o el riesgo inherente a la innovación requieren de planificación y movimientos a largo plazo. Muchas empresas públicas se ven sometidas a una gran presión por parte de los accionistas cada cuatrimestre, pero nosotros pensamos que si queremos seguir siendo tan exitosos e innovadores en el futuro debemos asegurarnos de que gozamos de una estabilidad duradera

Así que sacamos otra característica más: nadie ajeno al equipo condiciona su trabajo y su capacidad de reinventarse excepto ellos mismos.

En cierto modo parece como si lucharan contra todo lo que se malinterpreta como innovación (imagen, novedad,…) y huyeran de esa imagen de novedad fugaz que a veces nos pretende conquistar. En esa lucha reside su propia alma disruptiva e innovadora que les hace referente en el mundo de la óptica.

Nota: Entre los más de 8.000.000 de ventas, hay críticas muy dispares en la red sobre la fragilidad de las monturas o no-monturas Silhouette. Os iré informando de mi experiencia personal.

468 ad

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: