(+34) 650128765 david.criado@vorpalina.com
Seleccionar página

Artículo de David Criado publicado el 28/01/2011 en Blog de everis: optimismo e ilusión, otra forma de entender la consultoría bajo el título Cultura, red y organización 2.0

“Ningún árbol es fuerte sin continuos vientos, pues con ellos se fortifican sus raíces” Séneca, gran pensador romano del siglo I d.C., a propósito de mi obstinación por la #culturared.

Hoy es un mal día para dejar de innovar. Precisamente hoy para mí es un mal día porque me acabo de chocar contra un molino en pleno ejercicio de #caballeriared. He salido de una reunión en cliente con la cabeza como un bombo, repleto de rabia y frustración por no saber convencerle sobre las bondades del trabajo en equipo, de la colaboración y de la captación y mantenimiento de talento. Precisamente hoy, cuando más hundido me siento y mi moral está más baja, mi convicción y mi fe en la innovación como motor del cambio cultural es mayor. Hablo de #culturared y para los que os preguntéis qué es esto, se trata de una revolución cultural necesaria que comienza a calar hondo y que trasciende el pensamiento único. El mundo 1.0 donde la sociedad clasista y el método autocrático de gestión dieron lugar a grandes corporaciones y mercados, está herido de bala y por metódica que sea cualquier operación que intente extirpar la bala sin dañar ningún órgano del sistema, es ya completamente inútil intentar salvarlo. Lo es porque esa bala lleva años alojada en el sistema y se ha extendido de forma silenciosa y ágil en cada rama, y en al menos un nodo de cada grupo de trabajo o realidad. Recibe muy diversos nombres de acuerdo al momento y el entorno en el que está alojada. Entre estos nombres: colaboración, transparencia, conectividad, inteligencia colectiva, comportamiento social. Cada uno de estos conceptos radica en una misma reflexión nacida de tejidos asociativos y comunitarios que tienen amplio reflejo en la naturaleza, en nuestra historia pasada y reciente y en la propia esencia del universo en el que respiramos. La reflexión es la siguiente: Necesitamos jerarquía pero no vivir en ella.

Esas multitudes inteligentes (#smartmobs) de las que hablaba Howard Rheingold, están ahora más formadas, más preparadas y más dispuestas a cambiar el mundo que en cualquier otro momento. Esas multitudes conocen y se conectan. En la web de Science-Metrix podrás ver elScientific Journals Ontology Explorer, una ontología dinámica del conocimiento conectado, algo fabuloso que ilustra sobre la importancia que tiene conectar conocimiento.

Sobre el cadáver de la cultura de trabajo industrial, basada exclusivamente en la productividad infinita, los objetivos inmediatos y la deshumanización de la cadena de valor, podemos apilarnos para despiezarlo y montar entre todos un banquete. Sin embargo parece más constructivo generar entre todos y desde ahora mismo una nueva cultura cuyos pilares sean el esfuerzo, el trabajo en común, el acceso y la participación de todos en las decisiones que les afectan y condicionan. Esto para un mundo que ha vivido el culto al individualismo y ve caer uno detrás de otro los sistemas que ha creado, es sin duda pura #innovación. En este impulso real que está cobrando fuerza, la tecnología y los modelos de negocio sostenibles a largo plazo resultan claves. Ya no se trata de encontrar pequeños diamantes que den la riqueza por un corto periodo a la persona que los descubra, sino de hallar grandes diamantes que, para iluminar cada palmo de tierra en el que trabajamos, no necesiten hacer diez veces más sangre a corto plazo.

Peter Senge es uno de los expertos mundiales en aprendizaje organizacional. Es ingeniero y director del Center for Organizational Learning del MIT Sloan School of Management, analiza además desde hace años el comportamiento social y las dinámicas de sistemas complejos en el New England Complex Systems Institute (NECSI) de Cambridge, junto a otros grandes cracks que han estudiado, ampliado y aplicado la Teoría de Sistemas al ámbito de la ecología, los negocios y la topología de redes. Si pudieras leer algo de lo que ha escrito Senge durante los últimos 20 años, verías que le importa poco el conformismo y ve en la creatividad y en la proactividad abierta las claves del nuevo modelo de realidad. Esta realidad –siguiendo las palabras del mismo Senge- será sistémica, permeable, capaz de captar ideas y de cuidarlas, de analizar transversal y no jerárquicamente  el valor que se genera. En la cultura red necesitamos conectarnos y dejar que otros se conecten. Es necesaria por ejemplo una identidad y reputación digitales que hablen de quiénes somos y el lugar que queremos ocupar en el sistema. Nuestra felicidad no tiene formatos, pero sin duda el formato web  nos ha dado más opciones para encontrar esta nueva realidad, tal vez –como algunos ya señalan- demasiadas. Por eso cada vez más el éxito de una organización no estará en los ejecutivos más preparados y experimentados sino en una base y cultura de trabajo más respetuosa y consecuente. En una ecuación sencilla y plástica, el valor será directamente proporcional a nuestra capacidad de sentirnos identificados con los valores REALES de la empresa. En esta nueva cultura no tener trabajo seguirá siendo una desventura tal vez menos probable al no depender tanto de factores externos sino del esfuerzo y el mérito propios. Sin embargo la verdadera desgracia será no saber trabajar bajo la nueva perspectiva. En el caos aparente de la red, nos hallamos en un estadio actual en el que predominan lo que Barabási denomina Redes libre de escala: redes de conocimiento y trabajo compuestas de nodos y enlaces pero extraordinariamente dispares y con hubs enormemente más conectados que otros. Pues bien, lo importante no es que todo el mundo se conecte, sino que cuaje en tu realidad inmediata esta cultura. Esto se logra trascendiendo las barreras 1.0 con las que convivimos: levántate de tu sitio y vete a conocer a gente de otro departamento, habla con alguien que no conozcas, conoce a alguien que no quiera conocerte. La red, como bien dice Manuel Gross, tiene vida propia: tómala y contagia.

A ti, lector, sin conocerte –como bien señalaba Paz Garde hace unos días- pienso que tu sistema puede amoldarse a esta estructura de nodos dependientes: pareja, familia, hijos, trabajo, estudios, amigos, relaciones sociales, ocio; que además de todo esto, si te gusta el mambo y tu tiempo es productivo, actuarás en el mundo 2.0, tendrás varios empleos, varias relaciones sentimentales simultaneas, varias identidades secretas o incluso estarás implicado en alguna o varias actividades solidarias. Cualquier cambio en uno de estos nodos afecta a los demás irremediablemente porque, como nuestro organismo, todo en la vida permanece conectado y vivo. Del mismo modo que cuando nos vamos a operar de la vista nos exigen que nuestras dioptrías sean estables, en la #culturared para cambiar cualquier sistema de forma efectiva, éste necesita estar maduro o ser estable. Innovar es el camino. Polinizar. En el siglo XXI finalmente empezamos a aceptar que no tenemos tiempo, capacidad ni energía de forma individual para pensar por todo el mundo en cualquier parte del planeta. Porque como bien decía Freud: “Si todos los individuos están siempre de acuerdo en todo, puedo asegurar que uno solo piensa por todos ellos”. Necesitamos fomentar el pensamiento crítico, tener nuestros propios corresponsales del conocimiento, encontrar el término medio entre creatividad y productividad totales. Estamos más faltos de facilitadores que de líderes porque estos últimos ya han cubierto su turno a lo largo de la historia. En nuestro caso, los trabajadores de everis deben ser la marca everis y no un ente abstracto y distante.

Si lees este post sigue el consejo de Albert Einstein: “Intenta no volverte una persona de éxito sino ser una persona de valor”. Y si has llegado hasta aquí, por favor, conéctame contigo…

[Publicidad encubierta: Más info en @vorpalina ]

Artículos relacionados:

Post de Judi Breck en smartmob “Knowledge mobbing will make the world smart” 03/01/2011http://www.smartmobs.com/2011/01/03/knowledge-mobbing-will-make-the-world-smart/

Post de Dolors Reig (el Caparazón) BURSTS (resumen), Are we human or are we dancers? 06(08/2010 http://www.dreig.eu/caparazon/2010/08/06/bursts-resumen-are-we-human-or-are-we-dancers/

Post de Coaching para jóvenes (Paz Garde) Coaching y pensamiento sistémico para 2011. 12/01/2011 http://www.coachingparajovenes.com/coaching-y-pensamiento-sistemico-para-el-2011

Post de Manuel Gross: Organización en red: Formas, funciones y técnicas de implementación, 24/12/2010 http://manuelgross.bligoo.com/content/view/1168130/Organizacion-en-red-Formas-funciones-y-tecnicas-de-implementacion.html

Post de Javier Megias: “Algunas características de una organización 2.0” 20/05/2010http://www.javiermegias.com/blog/2010/05/algunas-caracteristicas-de-una-organizacion-2-0/

IMAGEN: Flickr Kinmortal

Share This
A %d blogueros les gusta esto: