(+34) 650128765 david.criado@vorpalina.com
Seleccionar página

How Sharing in the Digital Age

Os comparto otra genial Google Talk que acaba de compartir con todos nosotros Jeff Jarvis. El título de la charla es brillante como brillante es su contenido: Cómo compartir en la era digital mejora la forma de trabajar y de vivir. Una pregunta en el aire: ¿Sabremos gobernar el octavo continente con sus espacios públicos y privados? Este es el resumen del Google talk en youtube:

Jarvis explora las prometedoras formas en el que Internet y lo público nos permiten colaborar, pensar, fabricar y comercializar, comprar y vender, organizar y dirigir, enseñar y aprender. También examina la necesidad y los límites de la intimidad en un esfuerzo por entenderla y protegerla.Esta nueva era abierta ya ha perturbado profundamente las economías, las industrias, las leyes, la ética, la infancia, y muchas otras facetas de nuestra vida cotidiana. Pero el cambio no ha hecho más que empezar. La forma del futuro no está asegurada. Las herramientas nuevas y sorprendentes de lo público se puede utilizar para fines buenos y malos. Las opciones y las responsabilidades-se encuentran a nuestra disposición.

Jarvis alerta de que el futuro de la Internet -lo que un técnico llama “el octavo continente”-, requiere tanta protección como el espacio físico que compartimos, el aire que respiramos, y los derechos que se presten mutuamente. Se trata de un espacio de lo público, para el público, y por el público. Necesita protección y el respeto de todos nosotros. Como secretaria de Estado Hillary Clinton dijo que a raíz de los levantamientos en el Medio Oriente, “Si la gente de todo el mundo va a reunirse cada día en línea y tener una experiencia segura y productiva, necesitamos una visión compartida que nos guíe”. Jeff Jarvis tiene esa visión y puede ser un ejemplo de ese tipo de guía.

Jeff Jarvis bloguea sobre los medios de comunicación, noticias, tecnología y negocios en Buzzmachine.com, y aparece semanalmente como co-anfitrión de Leo Laporte “This Week in Google“. Él es profesor asociado y director del Centro Tow-Knight para el Periodismo Empresarial en la Universidad de Nueva York. El autor de ¿Qué haría Google? vive en el área de Nueva York. 

valor-persona

Sitio oficial de vorpalina

Hace ya una semana que está disponible en la red vorpalina.org que será el nuevo site oficial de la iniciativa personal vorpalina. La marca renueva diseño (no exclusivo) y propósito con un cambio de concepto que considero fundamental para posicionar el valor-persona vorpalina dentro de la red.

Se trata de formular un modelo de vida que supere la barrera laboral/personal para poner en valor a la persona. En este caso a mí mismo 🙂 Esta idea pivota sobre la realidad incuestionable de que el valor en el modelo industrial clásico se encontraba concentrado en las organizaciones que eran abastecidas a su vez por personas. Pretendo demostrar que la evolución natural del concepto “empresa” será hacia un ecosistema donde puedan cohabitar personas que se beneficien de formas de organización o convivencia profesional (comunidades,…) y no al revés como estamos acostumbrados a comprobar. vorpalina.org pretende descompensar la balanza en este sentido. en contra de lo que pueda parecer mediante este modelo de vida se pretende evitar individualismos para favorecer una cooperación y un valor de grupo efectivos pero extremadamente flexibles. Sin duda la rigidez y la perfección son un fracaso del modelo de organización clásico que pretendo superar. Para contrarrestar esta inercia nada mejor que la honestidad, la transparencia y la meritocracia.

El antiguo dominio .es pasará a albergar el blog que estás leyendo. Bajo el nuevo dominio .org en el que antiguamente se alojaban todos esos proyectos que no cabían en el resto de dominios por su espíritu libre o sin ánimo de lucro, podrás encontrar la renovada oferta de servicios de vorpalina, una persona con identidad y nombre propios. La iniciativa está basada en tres ejes fundamentales:

  • EJE 1: Es altruista, voluntaria y coopera. No pretende generar beneficio-dinero por lo que no se trata de una actividad profesional reglada sujeta a contratos o intercambios de carácter económico, sino que se trata de una figura transaccional basada en el intercambio de conocimiento entre las partes para un beneficio mutuo y totalmente altruista.
  • EJE 2: Pretende ampliar y proyectar el valor-persona vorpalina generando y fomentando la creación de nuevas redes y espacios de creación e intercambio de conocimiento. En un nuevo mercado donde el valor conversación supera a los grupos de trabajo cerrados y donde las relaciones sustituyen poco a poco a los contratos parece necesario crear un ecosistema ágil y dinámico de debate y construcción que sea en sí mismo un dinamizador natural de la cultura red
  • EJE 3: Para denominar a esta nueva forma de entender las relaciones he creado la figura de la consultoría simbiótica que viene a aplicar los principios derivados de la naturaleza (simbiosis), de los principios outofthebox y openmind, de la filosofía Open Innovation y el espíritu abierto del Management Innovation Exchange, y de los modelos de relación asociados a agile community, cultura FLOSS y comunidades de relación estudiadas en antropología. En definitiva explota el concepto de cultura RED que formulamos hace ya más de un año en este blog. La consultoría simbiótica se vertebra bajo la premisa del valor intrínseco y transaccional de trabajar en red de forma COoperativa y COlaborativa y la marca vorpalina basará su esfuerzo en evangelizar y promover este tipo de relaciones que se han demostrado existosas en entornos donde el valor clave es el conocimiento y las personas que generan, intercambian y consumen ese conocimiento. Os animo a visitar el nuevo site.

No existe ninguna iniciativa similar en la red de la que tengamos constancia y este nuevo modelo de valor basado en el el conocimiento por sí mismo y en la potencialidad de beneficios que puede generar, es infinito y no pretende la exclusividad. Pueden existir tantos modelos de consultoría simbiótica como valor-persona se puedan generar y tantas redes y marcas como se desee. Pretende ser un ecosistema personal propicio para demostrar el éxito de estos nuevos modelos relacionales no industriales.

Lo pretendo desarrollar con éxito gracias a algunos pilares básicos de apoyo que detallo por este orden de importancia:

  1. Voluntad y convicción personal para el desempeño de la actividad. Es totalmente necesario estar convencido de que el conocimiento y el valor de la cultura red son un motor que aporta directa o indirectamente grandes beneficios más allá de lo puramente económico. Imprescindible.
  2. Financiación profesional alternativa mediante un trabajo remunerado que me permite un alto grado de autonomía para establecer marca propia. De este modo puedo cubrir los recursos básicos de acuerdo a un modelo tradicional focalizando mi esfuerzo en superar ese mismo modelo sin necesidad de traicionar o vulnerar los acuerdos o compromisos establecidos.
  3. Autonomía para sufragar personalmente los costes asociados a los canales de comunicación necesarios para el desempeño de esta actividad: cobertura telefónica, ancho de banda de red, lugar físico para reuniones y dinámicas de red.

Bajo estas premisas y con el valor-persona que puedo aportar puedo establecer una identidad más allá de la marca-empresa a la que permanezca vinculado ampliando mi horizonte personal/profesional de una forma transaccional pura. Genero y comparto valor de forma transparente, de igual a igual, sin necesidad de depredar y superando el concepto de competencia.

Apoyo a la Red de Consultoría Artesana

Apoyo a la Red de Consultoría Artesana

Desde Vorpalina nos hemos sumado con retraso en el día de hoy a la Red de Consultoría Artesana suscribiendo algunos de los principios enunciados por algunos compañeros blogueros y que están basados en nuestra defensa más prioritaria: la cultura RED. Nuestra adhesión se produce tras más de un año de existencia de esta iniciativa y con la ilusión de poder revitalizar la idea por la que nació. Creemos firmemente en los principios que enuncia y de hecho trabajamos para modificar la realidad inmediata de los entornos profesionales en los que nos movemos aportando propuestas de mejora y formulando ideas para el cambio de paradigma. Necesitamos dejar de ser industriales y comenzar a sentirnos conectados. Debemos favorecer la colaboración y la cooperación trabajando por entornos sostenibles interna y socialmente. Estamos convencidos de que no debemos educar en la ley del más fuerte sino en la filosofía del equipo y de la red. Somos y tenemos inteligencias múltiples derivadas de nuestra condición humana y debemos poner en valor aquellos aspectos relacionales que son diferenciales por sí mismos. Suscribimos pues los principios formulados en la Declaración de consultoría artesana y lo hacemos ahora cuando el mensaje ya no es novedoso porque pensamos que sus ideas sí que permanecen en versión beta continua (parafraseando al buen @arey que ha creado ese blog del que somos admiradores desde hace unos cuantos años: http://www.amaliorey.com/ y esa propuesta de cambio en forma de http://www.emotools.com/). Y para que conste formalmente, estos son los principios que hoy hemos suscrito:

Somos profesionales que trabajamos por el cambio y la mejora de las organizaciones, un trabajo que suele englobarse bajo el término de consultoría. A esta denominación le añadimos un adjetivo que representa un atributo diferencial: hacemos consultoría artesana. Nos definimos como estructuras simples y autónomas, talleres más que fábricas donde abordamos proyectos de dimensión humana.

La consultoría artesana es una alternativa a la manera dominante de hacer consultoría que aporta nuevas perspectivas, enfoques y valores a la hora de abordar el cambio en las organizaciones. Se define, por tanto, mediante estas señas de identidad:

  1. Trabajamos con las personas. El conocimiento, la ilusión y toda la energía necesaria para el cambio y la mejora residen en las personas, una a una, pero también organizadas y en equipo. Por eso, más allá de clientes, decimos que trabajamos con personas y no con corporaciones.
  2. Nos gusta nuestro trabajo. Nuestra materia prima es el conocimiento, algo que no se genera con horario fijo o en espacios concretos. De ahí que no establecemos rígidas separaciones entre nuestra labor de consultoría y otras facetas de nuestra vida. Integramos nuestro trabajo como una actividad más de nuestro quehacer cotidiano.
  3. Colaboramos de manera abierta. Con cada caso y proyecto generamos conocimiento, pero nuestro valor no reside en atesorarlo, ni en métodos y técnicas privativas a resguardo de clientes y de otros profesionales, sino en abrirlo a nuestra comunidad.
  4. Somos red, que en buena parte se refleja y apoya en nuestros blogs y en los medios sociales en que participamos. A través de estos canales distribuimos y compartimos conocimientos, ideas e inquietudes.
  5. Somos una comunidad de práctica en la que aprendemos a través de conversaciones entre iguales, cuyo fundamento no está tanto en el qué sino en el cómo.

Estas características esenciales se traducen en las siguientes prácticas:

  1. Buscamos imprimir carácter y sentido personal a lo que hacemos, de manera que cada caso es un proyecto nuevo. En él incorporamos nuestra materia prima, el conocimiento abierto, así como el aprendizaje anterior y la experiencia renovada. En este marco, innovar no es una actividad instrumental sino un imperativo implícito.
  2. Aprendemos a través de la experimentación y del error, de la desviación y de la corrección del rumbo planificado, y nos renovamos con cada trabajo. Ya que el aprendizaje sucede antes, durante y después de cada proyecto, la acción y la revisión resultan imprescindibles para aportar soluciones.
  3. Buscamos divertirnos con cada trabajo porque para anclar y asimilar los aprendizajes es fundamental la ilusión y la emoción por el trabajo bien hecho. Por eso compartimos esta pasión con las personas con las que colaboramos.
  4. La diversidad es una de nuestras principales riquezas porque trabajamos con personas y aprendemos de lo diferente, no tanto de lo conocido. Incorporamos a nuestra red a quienes pueden aportar conocimiento, ideas y experiencia en sintonía con la manera de hacer propia de la consultoría artesana.
  5. Confiamos en la meritocracia como vía de desarrollo. Ser parte de una red posibilita buscar, para cada proyecto, las personas y los conocimientos idóneos, porque la prioridad reside en que el proyecto culmine con éxito. Sabemos que esto es lo mejor para nuestra reputación y fiabilidad a largo plazo y para construir relaciones de confianza con nuestros clientes.
  6. Abogamos por modelos no invasivos de acercamiento a los clientes, que se basen en prescripciones y referencias de proyectos anteriores como mejor carta de presentación.

Nuestros proyectos son nuestros talleres y cada resultado una pieza singular, consecuencia natural de haber sido desarrollada en un momento único, gracias a la experiencia renovada y al conocimiento conjunto y compartido. Esta particular manufactura sólo es posible desde algunos valores que consideramos básicos:

  1. Franqueza. Trabajar con personas en el mismo plano de colaboración nos facilita decir que no cuando por ética o viabilidad el proyecto no nos convence. Además, nos permite advertir mejor el error en la ejecución de cualquier proyecto.
  2. Pragmatismo que permite conciliar la vocación por el trabajo bien hecho con las circunstancias y requerimientos de cada proyecto, de manera que el mejor logro sea, también, el logro posible.
  3. Simplicidad que nos aporta concreción y capacidad de reacción. Articulamos cualquier estrategia a largo plazo mediante aproximaciones sucesivas que facilitan el conocimiento progresivo y mutuo con las personas con las que trabajamos.
  4. Sobriedad en infraestructuras y recursos, compromiso con el open source y con el conocimiento libre.
  5. Re(d)lación de confianza y perdurable que surge de trabajar con personas e implica establecer relaciones más allá de las contractuales del proyecto. En definitiva, incorporar a esas personas a nuestra red.

Quienes proponemos esta declaración, sus señas de identidad, prácticas y valores, nos organizamos mediante talleres. El taller concreta y da sentido a nuestra red abierta de consultoría artesana. Se define como una plataforma de re(d)lación en la que colaboramos profesionales de la consultoría, clientes y otras personas interesadas. El taller incorpora recursos, conocimientos, ideas e inquietudes que provienen de la práctica profesional y los abre a toda nuestra comunidad.

Alfonso Alcántara, José Miguel Bolívar, Anna Cabañas, Vicent González, Julen Iturbe-Ormaetxe, Carmen Jasanada, Manel Muntada, Nacho Muñoz, Dolors Reig, Amalio A. Rey, Miquel Rodríguez, María Jesús Salido, Luis (tic616)

El placer de la lentitud

Fotograma de Tiempos Modernos en el que un empleado es utilizado como prueba para demostrar la utilidad de una máquina que permite que los trabajadores no descansen. Charlie Chaplin, 1936

VAMOS DESPACIO PORQUE VAMOS LEJOS” Este es uno de los lemas de #acampadabcn que tomó Manuel Castells para defender su reivindicación en favor del placer de la lentitud y el derecho a ir despacio para construir un espacio de entendimiento común. Como el maestro explica en el vídeo, fue invitado a #acampadabcn par a despertar una reflexión colectiva exponiendo algunas de las ideas que ha reflejado durante toda su carrera de investigación científica y en particular en su libro Comunicación y poder.

La reflexión íntegra que realizó a viva voz ante una multitud de oyentes en la Plaza Catalunya está integramente disponible en formato video en youtube. En mitad de un entorno dinámico, permeable a las ideas, cuyo leitmotiv intrínseco estaba basado en admitir sugerencias y argumentar propuestas para el cambio, uno de los mayores sociólogos del mundo acudió a compartir su experiencia ante jovenes, parados, mayores y pequeños para ser cuestionado y escuchado. Formuló una gran cantidad de frases evocadoras pero una de ellas nos puede resultar especialmente interesante para el modelo de trabajo y vida que pretendemos formular desde Vorpalina:

Estamos en una sociedad que nos ha enseñado a ir deprisa como en Tiempos Modernos de Charlie Chaplin. Estamos en un sociedad en la que hay que hacer todo muy muy deprisa, volver a casa y desplomarse. Vamos a hacer lo que nos gusta tranquilamente. No hay que correr, que corran los demás porque nosotros vamos sistemáticamente hacia adelante.

Manuel Castells, Mayo 2011 en #acampadabcn

Yo, que como vosotros he sido educado en las prisas, se de lo que habla. No debemos aceptar la fatalidad de las condiciones que nos han venido dadas y debemos organizar y organizarnos para trasladar la sensatez a nuestro trabajo diario. Nos hemos acostumbrado a cumplir plazos imposibles con cada vez menos recursos y tiempo, pero la pregunta es ¿para qué?, ¿con qué finalidad incuestionable corremos cada vez más y más deprisa?, ¿lo estamos haciendo hacia delante o tal vez damos vueltas en círculos a la espera del milagro que nos permita ser conscientes de que todo tiempo y vida acaban?. Parece como si aquella película que duraba 89 minutos hubiese prolongado su vigencia hasta hoy y nos estuviera aún alarmando del peligro que supone la deshumanización del individuo. Para evitar esta lacra, mi propuesta se basa en racionalizar la puesta en práctica de las ideas, en humanizar los entornos y generar confianza dentro y fuera sin necesidad de trascender lo intensivo para llegar a lo imposible. Objetivos concretos y fiables, a corto plazo, pequeños actos y gestos, planificaciones ágiles y reales. Busquemos la productividad en la adecuada gestión del tiempo, en el alineamiento constante con la realidad de base escapando de grandes macroplanes económicos u objetivos mesiánicos. Todo esto nos ayudará en el cambio.

Si en medio de vuestra vorágine continua tenéis algo de tiempo, visualizad el video o aún mejor, leer cualquier artículo o libro de Castells. Es un autor y referencia imprescindible de este blog porque nuestro discurso está basado en la #CulturaRED que se deriva de esa nueva Sociedad Red de la habla Castells en cada conferencia y estudio que realiza. En aquella genial película de Chaplin, un comercial ofrecía al presidente de la compañía una máquina que permitía que los trabajadores no descansaran durante largos periodos y pudieran reincorporarse a su trabajo tras cinco minutos de almuerzo. La escena es tronchante pero la actualidad de esta crítica voraz es digna de análisis y reflexión algo más de 75 años después de su estreno en los cines.

Si quieres cambiar o proponer cambiar el mundo, entra en http://tomalacalle.net/ y participa en cualquiera de los foros que moderamos algunos amigos internautas. Pronto estará disponible una web ciudadana en la que estamos participando. Si quieres cambiar tu realidad inmediata, solo cambia tu actitud y EMPIEZA HOY.

La interacción en el movimiento #15M

La interacción en el movimiento #15M

Estructura nodal de la interacción en red del movimiento #15M categorizada por comunidades a través de un algoritmo de clusterización

El Instituto Universitario de Investigación, Biocomputación y Física de Sistemas Complejos de la Universidad de Zaragoza ha realizado un estudio que me ha parecido más que interesante sobre la conectividad desarrollada en el periodo comprendido entre el 25 de abril y el 26 de mayo de 2011 con motivo del movimiento social #15M. Este estudio me parece genial por la presentación efectiva, concisa y científica de los datos analizados y lo emplearé para formular un método de implantación de la #culturared dentro de un ecosistema de trabajo actual.

En el estudio se pone de relieve la dependencia de nodos secundarios a un nodo principal alrededor del cual se articula la actividad en forma de racimo. Una especie de hub que cuenta con formadores de comunidad o personajes “mediáticos” tal y como los llama el estudio. La existencia de responsables de difusión en cada una de las acampadas del movimiento aglutina a personas cercanas físicamente redundado en el sesgo geográfico de la difusión de información tal y como se aprecie en el gráfico que representa a los usuarios que más mensajes reciben agrupados por perfiles. En definitiva un estudio interesante que cuenta además con una animación cronológica y dinámica sobre la propagación del movimiento. Esta animación es útil para aquellos que queráis ver la correspondencia entre los hitos clave del movimiento y su difusión y cobertura en las redes sociales.