(+34) 650128765 david.criado@vorpalina.com
Seleccionar página
en construcción

en construcción

Dibujo de Juan de Erquiaga a partir de un concepto de Dolores Alexaindre

Poder vivir en construcción, asumir que no se es perfecto o que la única forma de serlo es no serlo y vivir en consecuencia, podría ser un gran comienzo. Como personas y como comunidad. En España lo tenemos fácil, la burbuja de la construcción y los continuos carteles de obras han sentado una buena base para interiorizar esta metáfora.

Algo ha cambiado de forma radical en mi vida desde que modifiqué mi relación con los entornos tradicionales de trabajo.  Se trata de la extraordinaria capacidad que se desarrolla en los nuevos entornos que frecuento para generar de forma espontánea conexiones que parecerían improbables. Precisamente una de las propuestas de transición hacia estos nuevos modelos que me parece más coherente es Conexiones Improbables, un proyecto que ya cuenta con varios años de rodaje y que todos los que nos dedicamos a transformación real conocemos en algún u otro momento. Básicamente lo que ofrecen es una propuesta para acometer una de las bases que se promueve desde MLab, y que en concreto la genial Polly Labarre siempre ha defendido desde hace años: eliminar las barreras dentro/fuera en las organizaciones. Los chicos de Conexiones se dedican a insuflar el virus de la hibridación en los equipos de las organizaciones y a establecer encuentros entre mentes inquietas (artistas/pensadores) y organizaciones (PYMES, administraciones o grandes organizaciones). Ellos han hecho suyo algo que siempre defendemos desde la iniciativa: trabajar desde el conocimiento compartido sobre la realidad de cada entorno.

Pues bien, en Izada, uno de los entornos en los que estoy desarrollando y compartiendo valor, me he encontrado con Sergio Arranz de enProceso, una cooperativa enfocada a educación social y coaching. Ahora mismo mientras escribo estas líneas estoy hablando con él sobre el número Dunbar, y descubriendo el umbral de rebeldía formulado por Juan Urrutia en Aburrimiento, rebeldía y ciberturbas: una aproximación a la economía desmarcada. 😉 Lo cierto es que el equipo de enProceso está realizando un magnífico trabajo de coaching comunitario en el entorno rural.  Sergio tiene amplia experiencia trabajando lo que él denomina “espacios de diversificación para generar vínculos”. Su artículo El trueque comunitario. Una experiencia de trabajo comunitario con infancia marginada y sus familias en Bogotá, Colombia es realmente fascinante. Desde la perspectiva de la drogodepencia, Sergio ha trabajado el concepto de vulnerabilidad relacional y realizado numerosas intervenciones de carácter social. Su colaboración con el Programa de Prevención e Inserción Social de la Asociación de Padres de Drogodependientes, ASPAD, ubicada en el barrio de la Elipa Madrid) representa desde mi punto de vista un impecable planteamiento metodológico que aborda el trabajo con vínculos débiles, la motivación y el acompañamiento tecnológico a partir de los modelos de entrevista motivacional (Miller y Rollnick,1999) y rueda del cambio (Prochasca y Diclemente, 1982). La gran mayoría de las reflexiones que Sergio realiza en este artículo sobre su trabajo serían perfectamente aplicables a cualquier ámbito organizativo en el sector privado. Destaco algunos puntos que veo especialmente valiosos dentro de este trabajo para aplicar en la generación de nuevos modelos de relaciones e identidad:

  • El problema de déficit de la red personal con sus consecuencias;
  • La determinación y diseño de redes en torno a estrategias de acercamiento que faciliten la integración;
  • La gestión de intereses y expectativas dentro del grupo
  • La previa contextualización real de las personas como base de trabajo para una generación funcional de grupos
  • El fomento de la autoeficacia (hacer consciente a la persona de su poder para cambiar) a través de técnicas no invasivas
  • La identificación de brokers relacionales o personas que enriquecen y dan acceso a nuevas redes más heterogéneas
  • El trabajo desde el consenso y la empatía
  • La gestión del estigma (os recomiendo especialmente que leáis esta parte)
  • Una estructuración sencilla, directa y fácilmente comprensible

Muchos de los valores que comparte Sergio a diario están hermanado con muchas iniciativas y colectivos con los que me encuentro en una exploración continua. El trabajo de Simbyosi, un vivero colaborativo para proyectos socioculturales y un generador de contenidos culturales y sociales para crear historias de marca, está estrechamente enmarcado a nivel conceptual con la propuesta colaborativa. enProceso realiza un trabajo de base y comunitario intensivo y Simbyosi es, a mi modo de entender, un escaparate de lo que está pasando en la sociedad. Coincidí hace poco con Luis Tamayo, miembro del equipo de Simbyosi, en un ThinkCommons y a partir de ahí conocí su labor.

Desde la iniciativa vorpalina consideramos que estar en contacto con movimientos e iniciativas culturas de base que aborden los nuevos modelos de relaciones, es básico para la consecución de nuestro reto. La mayor parte de organizaciones, colectivos e iniciativas que conocemos aportan un gran valor a lo que somos, nos construyen y tejen a nuestro alrededor esa gran malla de la que siempre hablamos. En su artículo Los grados de la implicación, los chicos de Simbyosi exponen claramente lo que consideran como Ayudar, Participar y Colaborar y sin duda es un baremo que considero completamente válido y que comparten muchos proyectos que estamos levantando diferentes agentes de cambio en toda España. Ellos hablan del auge de la cultura colaborativa y la conciencia social, y de una era bastarda en la que diferentes disciplinas y aproximaciones se cruzan y generan nuevos enfoques útiles para abordar con ciertas garantías procesos de transición real. En la BIO de Cristobal Suárez se puede leer “la educación no encierra un tesoro, lo abre”. Sus artículos en Educación y virtualidad dan testimonio de que esta actitud de aprendizaje continuo es una de las pocas herramientas demostradamente exitosas que nos ayudarán a salir del hoyo.

En unos días tenemos una sesión de trabajo con Luis Tamayo para compartir pálpitos comunes. Tendréis noticias…

señoritas magdalenas

Como sabéis una de las iniciativas de intervención urbana que más me convencen y admiro es La galería de la Magdalena que está dando luz y color al centro de la ciudad en la que vivo. En mi opinión las chicas trabajan con tres conceptos que son muy parejos a la filosofía vorpalina: sencillez, relaciones, experiencias. Creo sinceramente que lo sencillo, lo inmediato y lo que implica a las personas y modifica su realidad diaria merece gran admiración en un tiempo en el que el concepto de creatividad se ha desdibujado hasta identificarse con lo nuevo, lo abstracto o lo complejo.

El otro día organizamos una quedada vorpal y nos encontramos con las chicas por la calle, así que tuvimos la ocasión de hablar con ellas cerca de su galería. Me parece sensacional tanto la muy necesitada idea de regalos urbanos (que ya van por su XXVI edición) como el trabajo a pie de calle que realizan. Si no sabéis lo que es, en mi opinión es el ejemplo más claro del cambio de paradigma entre la ciudad pasiva y la interacción del urbanismo y el ciudadano. Galeristas del mundo y artistas disolutos, se que os imagináis sentados en una galería de diseño hablando sobre oscuros conceptos elitistas pero ¿y si llevamos el arte a la calle?, ¿y si el arte cristaliza relaciones dinámicas, directas y divertidas? Este fue uno de los primeros resultados:

Lo bueno es que hay más :))

Introverts Manifesto

I want to introduce you the Power of introverts, and a great manifesto writed by Susan Cain in her blog with the basic principles about how the introverts can solve so many problems of our society. You can look for more information here but I want to share these principles in the blog with all of you, family. I also featured the TED video of Susan bellow. Enjoy it:

vorpalina inititative suscribe all of the principles appearing in the Introverts Manifesto of Susan Cain. I highlight those that are key for me:

1. There’s a word for “people who are in their heads too much”: thinkers.

2. Our culture rightly admires risk-takers, but we need our “heed-takers” more than ever.

3. Solitude is a catalyst for innovation.

4. Texting is popular because in an overly extroverted society, everyone craves asynchronyous, non-F2F communication.

5. We teach kids in group classrooms not because this is the best way to learn but because it’s cost-efficient, and what else would we do with the children while all the grown-ups are at work? If your child prefers to work autonomously and socialize one-on-one, there’s nothing wrong with her; she just happens not to fit the model.

6. The next generation of quiet kids can and should be raised to know their own strength.

7. Sometimes it helps to be a pretend-extrovert. There’s always time to be quiet later.

8. But in the long run, staying true to your temperament is the key to finding work you love and work that matters.

9. Everyone shines, given the right lighting. For some, it’s a Broadway spotlight, for others, a lamplit desk.

10. Rule of thumb for networking events: one genuine new relationship is worth a fistful of business cards.

11. It’s OK to cross the street to avoid making small talk.

12. “Quiet leadership” is not an oxymoron.

13. The universal longing for heaven is not about immortality so much as the wish for a world in which everyone is always kind.

14. If the task of the first half of life is to put yourself out there, the task of the second half is to make sense of where you’ve been.

15. Love is essential, gregariousness is optional.

16. “In a gentle way, you can shake the world.” – Gandhi

author: Susan Cain, 2012

El río y la construcción del barco

¿Por qué necesitamos potenciar la suma de economías individuales o de nuevas formas de entender la economía? Porque socialmente necesitamos retomar nuestros valores o acuñar una nueva ceca para nuevos principios y formas de entendernos. Porque como decía @mbawmens necesitamos reinventar el mercado desde la sociedad. “La próxima frontera de la humanidad no es el espacio sino nosotros mismos” como recordaba el buen Gregory Stock. Mi receta se basa en Innovación, Innovación, Innovación. Nuevos ecosistemas sostenibles, realidades en malla, divergentes y convergentes, diversas, capaces de autoaprender y explotar oportunidades en el camino. La profesora Eunika Mercier-Laurent hablaba de ello hace poco pero hay muchas, muchísimas, infinitas nuevas fórmulas que necesito/necesitamos poner en práctica. Y en esta aventura tal vez vayamos como se sentía hace unos días @otrocaminante: “Voy por el camino que tiene por delante el mundo” Pero es necesario andarlo, es necesario explorar y sacudirnos el miedo porque los datos que nos siguen aterrando no pueden ser peso sino razón:

A mí me sobran las razones para saber que el modelo que actualmente vivimos no sirve ni en la familia, ni en la escuela, ni en la empresa ni en la sociedad. Tras 5 años de crisis, 11 millones y medio de personas en España están “en riesgo de exclusión social“, comiendo en comedores sociales o iglesias. 1 de cada 2 jovenes sin trabajo (si la mitad de los jóvenes de entre 25 y 35 años de este país -la población que debería ser el gérmen productivo- se independizase, no podrían pagar tres meses de alquiler en Madrid). más del 80% de españoles no es capaz de ahorrar 3.000 EUR al año, 5 millones de personas en paro, el 70% de profesionales altamente cualificados deseando irse de aqui, un 60% de los jovenes en paro sin formacion ni capacitación, 17 millones de personas ganan 1.000 EUR al mes (un 63% de la población). Nuestro mercado está escasamente o nulamente diversificado conservando el foco de negocio en sectores que tienen una extrema dependencia a modelos industriales de crecimiento que no son sostenibles en el tiempo. No tenemos una economía del conocimiento porque nuestro conocimiento se va fuera. Sin más. Nuestra economia es en un 80% pequeños negocios y autonomos (alguien se empieza a dar cuenta pero no les da dinero) pero les impedimos progresar y hacemos que tener un negocio sea una proeza (la burocracia acaba con la mayor parte de proyectos). El 98% de las empresas que cerraron en los últimos cuatro años tenían menos de 50 empleados. 177.000 empresas han cerrado en los últimos 4 años. La gestión pública está deteriorada y no paga sus facturas a autónomos. En España es muchísimo más fácil ahora cerrar una empresa que abrirla.

Los grandes agentes sociales solo representan al 20% de la economia y cuando se despliega el tapete del juego solo cuentan 35. La clase política está no ya estancada, sino completamente desfasada y anacrónica. . Son garantes y guardianes de un sistema de suma cero que sostienen los que mi amiga Carolina llama “empresauros”. Políticos del pasado que no se regeneran y grandes empresauros son nuestra imagen fuera y nos conformamos con que nos gobiernen dentro “porque no hay otra cosa”. Porque nuestro modelo de recompensa inexistente genera un fracaso escolar que nos hace cada dia mas pobres. Pero no contentos con ellos, recortamos presupuestos en cultura y educación porque “no dan dinero”. Maldita sea, amigo, es exactamente lo único que te va a a dar dinero incluso a corto plazo: personas competentes, que aprendan haciendo y disfruten con lo que hacen, inquietas, críticas,… La dependencia crediticia ficticia y falsa que nos llevó a la situación actual no solo no se ha estancado sino que además ha crecido y ha ampliado su presencia en… ATENCIÓN: los Estados que salvaguardan nuestras libertades y derechos. Mi ciudad -Madrid- tiene deudas que no podrá pagar en menos de 40 años sin aumentar impuestos de forma inmediata, España tiene escandalosas deudas de las que se está librando mercadeando su propia marca a plazos a otros Estados o empresas. Europa está, sin duda para mí, aún peor que cualquiera de los países que intenta regular. La financiación se ha parado porque se ha restringido de forma abusiva el crédito y los ajustes fiscales provocan cierto conservadurismo obsceno que prioriza la no contención del gasto sobre el crecimiento social.

Empresaurus clasicus, con un peso de siglos y una adaptación al cambio sospechosa, se nutre de la manada sin aportar gran valor social

Entretanto una colección de lo que yo llamo “practicistas” (gente cuya mente no puede ver más allá del inmediato plazo) plantean soluciones descabelladas al estilo Paul Krugman: bajen sus salarios y todo se resolverá, o mejor aún, barra libre para abaratar el despido sea como sea. Nos entretenemos saboreando la supuesta eficiencia de la banca. También hay grandes frases que se pronuncian como la de Robert Zoellick “El mundo ya no volverá a ser como antes” que vienen a decir algo así como “Os hemos metido el gol y ahora toca la hora de sentiros culpables”. Pero todo es genial porque cada vez la gente trabaja más por menos y cada vez hay menos huelgas y pérdidas fatuas del sagrado tiempo productivo. Y el turismo sobrevive, luego no nos estará yendo tal mal, ¿cierto? Y hay grandes indicadores abstractos que nos hacen dormir bien: llamémoslos “confianza en el euro” y “nivel de vida razonable”. También reducimos el “fenómeno” de la inmigración que para algunos era un auténtico problema. Maldita sea de nuevo: No somos productivos ni tenemos la vida por la que trabajamos. No se trata de parches, se trata de modificar en infinitas realidades atomizadas nuestra cultura laboral.

Las personas que están en la Patronal no representan al empresario que necesitamos para modificar y hacer una nueva marca España. El nuevo empresario valora el talento y las personas no como un discurso vacío y repetitivo al accionista sino como el motor para crear y construir economía y sociedad. Han aumentado las compras de coches de lujo, las inversiones en el sector de lujo y… todo lo que se os ocurra que tenga “lujo” de apellido. Sencillamente porque las desigualdades se pronuncian. El problema es que cuando como dice Jose Luis Sampedro “se cuidan los objetos y se gastan las personas” el modelo estalla en mil pedazos y se pierde no ya la maldita “paz social” sino la propia sociedad. Creo que nos estamos voviendo extremadamente incivilizados.

Entretanto vemos en la televisión Quién vive ahí para tomar nuestra pequeña dosis de paraíso mientras los pedazos luchan por no recomponerse. ¿Necesitamos mas datos o razones xa saber q el modelo España YA no funciona? NO, necesitamos alternar lo que ya conocemos con nuevas formulas, necesitamos CAMBIAR y dejar paso a las ideas. No vale con perpetuar lo que antes funcionaba, porque podemos y sabemos hacer algo distinto. Unete al cambio y redarquízate. Tengo ideas, tenemos ideas que pueden hacernos superar este largo periodo de apatía creativa. Tal vez como recordaba hace poco @pacotraver solo necesitamos tener conversaciones, hacer terapia de colaboración, ponernos en común para hallarnos de forma individual.

Nos han creado y hemos digerido el miedo, lo han getionado de la forma más eficiente y exitosa posible pero nosotros tenemos soluciones y propuestas para cambiar las cosas en entornos adversos, somos capaces de superar el miedo, solo nos hace falta una gran actitud y compromiso. Por eso -porque debo predicar con el ejemplo- me he decidido a ser mi propio barco, he abandonado el confort y la zona de seguridad y estoy en cloud, en medio del océano, pero he levado anclas y me muevo, vivo porque he dejado de sobrevivir, valoro otras cosas y busco otro tipo de relaciones profesionales que me construyan y que construyan a mi entorno. Lo he hecho en mitad de todos estos datos lamentables y me llamaréis loco porque he renunciado a una carrera seguramente exitosa para la que había encaminado mis pasos en favor de una carrera honesta con lo que creo. Y sin embargo creo que lo merezco, que he trabajado duro por este momento y que voy a crear mi propio ecosistema. Si no le gusta este ecosistema -parafraseando irónicamente al genio Groucho- tengo otros. He estudiado -y seguiré haciendolo- nuevos ecosistemas y fórmulas que pongo en práctica en mi vida laboral y personal. Y los encuentro en cada libro que leo, en cada artículo y post, comida de trabajo y reunión que estoy teniendo estos días, en cada conversación e intercambio honesto de ideas. El éxito para mí está siendo la propia búsqueda de nuevos modelos sostenibles. Solo eso.

Jane McGonigal o cómo cambiar el mundo jugando

Ya hemos hablado sobre la gran labor del Institute for the Future en Palo Alto, California. Están estudiando y definiendo las nuevas formas de relación y comportamiento social que condicionan nuestra realidad. Jane McGonigal es especialista en ese nuevo ámbito de estudio que es la gamificación o el aprovechamiento de la cultura del juego para establecer modelos sostenibles de relación o de negocio.  Jane va más allá y nos propone en esta charla cambiar el mundo con algunos de los valores que detectó en más de 3.000 personas mientras realizaba su doctorado y en el transcurso de su colaboración en el Instituto. Como dice su perfil, Jane se toma el juego muy en serio 🙂 Ha concretado su discurso en un libro titulado Reality Is Broken: Why Games Make Us Better and How They Can Change the World que podéis adquirir por unos 13 o 14 EUR.  ¿Por qué aquello que hemos logrado conseguir en el mundo virtual -paralelo y en el que invertimos gran parte de nuestro tiempo- no podemos lograrlo en el mundo real? Interesante pregunta que intenta resolver en el TEd que os comparto. Para los que tengáis más ganas os recomiendo otro video colgado en School of Life que habla sobre productividad y lecciones aprendidas de los videojuegos. En el #vorparoom de febrero tendremos con nosotros a otro especialista en gamificación que nos explicará su proyecto y visión de esta nueva realidad. ¡No os lo perdáis, amigos!