(+34) 650128765 david.criado@vorpalina.com
Seleccionar página
Reflexiones entorno a mi red

Reflexiones entorno a mi red

redDebido a que la forma de trabajo de la iniciativa pretende basarse en el aprovechamiento de la red, quiero hacer públicos algunos datos e información sobre la que aún sigue siendo “MI” red y que -tal y como le comenté a Odilas hace meses- espero que en dos años sea la red de todos. El siguiente informe habla de lo que soy porque detalla lo que hago. Lo he dividido en varias áreas y he intentado ser lo más estricto posible sin violar mi intimidad.

En un mundo completamente saturado de información y conocimiento generado, en un 80% de los casos redundante, algunas herramientas nos ayudan a entender mejor nuestra actividad en las redes. Dedicamos mucho tiempo a ellas y surgen proyectos que nos ayudan a visualizar nuestras redes de relaciones 2.0. Empezaremos sin embargo hablando de las relaciones 1.0 que integran en estos momentos la iniciativa

RELACIONES SÍNCRONAS (realtime)

Como sabéis el año pasado mantuve personalmente conversaciones de al menos una hora con alrededor de 320 nuevas personas en diferentes partes del planeta tanto a nivel presencial (cafeterías, casas, foros, conferencias, encuentros, proyectos) como a nivel de videoconferencia (skype, hangout y otros). En el último repaso de contactos directos de alto nivel (perfil elevado, respetables, serios, gran experiencia, visión, capacidades técnicas y mentalidad transformativa) he cribado al menos 140 personas que se identifican de forma directa con el reto de la iniciativa y que han formado o pueden formar parte de futuros proyectos, convivencias, foros, etc… Esto significa que de la red de 1000 personas con las que suelo mantener algún tipo de vínculo (por redes, blogs, colegueos), solo considero que 140 serían efectivas. En otras palabras, estas son las personas por las que puedo responder y confiar dentro de mi red. En los últimos meses, a medida que mi actividad ha ido tomando forma gracias a otras marcas con las que colaboro, he interiorizado que la fiabilidad se mide con el tiempo y también que cada persona tiene su momento por lo que es complicado coincidir. He detectado además un fenómeno que otros compañeros han detectado antes: la falta de claridad de muchas personas a la hora de determinar su grado de compromiso. En general no sabemos decir que NO cuando no podemos o queremos hacer algo. En mi caso, cada vez creo que lo hago mejor. Aprendo a base de guantazos así que soy un superviviente continuo del ostiazo thinking inherente a todo remero que intenta abrir nuevas oportunidades de negocio;)

Por terminar este apartado, diré que 2012 ha sido sin duda el mejor de mis años a nivel profesional y que las relaciones que he establecido por medio de conversaciones han sido altamente enriquecedoras. Considero que muchas de las personas con las que he hablado tienen un compromiso más que real y sincero con aquello que intento levantar. El balance, pues, es muy positivo aunque como crítica necesaria añado que me gustaría poder levantar más proyectos compartidos con las marcas y personas que integran la iniciativa. Aunque he ejecutado proyectos como iniciativa durante este año y medio de andadura, no he logrado que supongan la mayor parte de actividad profesional. Y sin duda, esa no era la idea. Aunque comos sabemos, todo evoluciona por sí mismo y con el tiempo 😉

CORREO ELECTRÓNICO

Inmersion, una nueva herramienta desarrollada por el MIT me ha hecho reflexionar sobre el impacto del envío de correos en la red de personas que conozco (personal/profesional, se diluyen ambas). A menudo suelo utilizar herramientas para la medición de métricas que me ayuden a dibujar mi tejido relacional en lo electrónico sobre la arena. Suelo analizar las cuatro redes sociales en las que estoy presente con resultados algo contradictorios que más tarde compartiré. Sin embargo Inmersion me ha permitido dibujar nuestro mapa relacional a partir de una herramienta que suelo emplear a diario y cuyas métricas hasta hoy me resultaban completamente desconocidas. Los dos gráficos que acompañan este artículo corresponden a un análisis cualitativo de los destinatarios de mis correos electrónicos y la frecuencia de envío de correos en mis cuentas personal y profesional. He deducido que aquellas personas a las que solamente he mandado de 1 a 10 correos no aparecen representadas debido a que suponen una muy reducida muestra respecto al global analizado sobre los más de 62.000 correos de los últimos 3,5 años de mi vida.

La visualización de esta información me ha resultado especialmente útil para aprender sobre los siguientes elementos:

  • He interiorizado algunas desconexiones evidentes entre grupos y equipos con los que me he relacionado/trabajado en estos años de cuyo aislamiento no era consciente. Uno de ellos me ha sorprendido por su endogamia absoluta. Se trata del grupo de personas del equipo MINN cuya proyección relacional -en mi realidad- está aún por descubrir. Se trata de la pequeña red de círculos morados que se encuentran en la parte superior derecha del mapa de mi cuenta de correo profesional.
  • Del mismo modo me has sorprendido el grado de aislamiento en la comunicación de algunos nodos individuales (personas) a la hora de comunicarnos. En este sentido, he visualizado que un gran número de personas de mi red solo tienen relación o contacto conmigo. Algo que probablemente sería aún más evidente si el grado de representación fuera más minucioso.
  • He entendido el peso de cada grupo a nivel cuantitativo en mi actividad diaria. Por ejemplo, los grandes círculos verdes (personal) y rojos (profesional) corresponden a una lista de correo frecuente de 12 amigos en la que nos mantenemos informados. Sinceramente, que mis amigos tengan más peso que mis actividades profesionales me ha tranquilizado.
  • Me he dado cuenta de la enorme reducción progresiva de correos tanto enviados como recibidos durante los últimos 5 años. Increíble el descenso durante este año 2013 que de veras me alegra. Creo que es una buena noticia porque el correo no me ha parecido nunca una herramienta de trabajo productiva y esto implica que ha pasado de ser una herramienta de comunicación usual a una herramienta para envío puntual de información estructurada.
  • He podido corroborar que durante 2012, un año extremadamente agitado para mí en el que no he parado un solo minuto de viajar, aprender y trabajar, mi red de contactos de confianza se ha ampliado en una proporción de 4 a 1 respecto a cada uno de los años anteriores (2009, 2010, 2011) Coincide con un año entero dedicado a intentar que el negocio despegue.

snapshot-personal

Fig.1 – cuenta de correo personal

 Algunas conclusiones pueden ser las siguientes:

  1. Mi red de contactos, como me temía y no para de comentar, es totalmente centraliza si bien he comunicado a través de esta herramienta (el correo electrónico) a muchas de estas personas/grupos entre sí para intentar distribuir la red.
  2. En segundo lugar, en el mapa -como es lógico- no aparecen representados aquellos contactos personales/profesionales con los que jamás me comunico por correo y con los que empleo herramientas de mensajería instantánea (whatsapp, gtalk y otros), videoconferencias (hangouts y skypes) o bien encuentros físicos a los que durante el último año y medio he intentado dar un mayor peso. A lo que me refiero es que aunque la foto no cuenta con todos estos datos, puede ser una foto muy aproximada de mi realidad.
  3. En tercer lugar, ambos mapas reflejan de una forma muy evidente que existen conexiones a veces débiles a veces sólidas, entre muchas de las personas con las que me relaciono y que sin embargo en el caso de otras no hemos logrado trascender una relación persona-persona y explorar o conectar con otros ámbitos o grupos de personas en mi vida.
  4. En cuarto lugar el uso a menudo indistinto que hago de mis cuentas de correo no favorece un análisis mucho más exhaustivo y fiable de las relaciones de comunicación que establezco en mi vida y en mi trabajo, pese a que ya sabéis que no distingo entre ambos ámbitos debido al modelo de vida por el que actualmente apuesto.
  5. En quinto lugar mi actividad por correo ha descendido de una forma drástica, mucho más centrado ahora en la efectividad de generar contactos presenciales y he perdido relación con algunas personas con las que solo hablaba por correo (el CÓMO) probablemente debido a que estoy muy enfocado a generar relaciones eminentemente útiles y prácticas que mantengan el POR QUÉ de mi vida (trabajo, relaciones,…) que tengo ahora mucho más claro que antes 😉

snapshot-vorpa

Fig-2 – cuenta de correo profesional

REDES SOCIALES:

Para analizar linkedin lo más inmediato es usar su herramienta INLABS, que nunca había utilizado pero que no me ha aportado mucho porque no pondera el peso de los contactos ni la procedencia en gran medida debido a mi natural falta de dedicación a organizar mis nuevos contactos. De entre las más de 1000 personas, no he logrado por tanto establecer nexos de los que pueda sacar conclusiones. Y aunque una vez dentro de linkedin me proclaman como eminencia, con sinceridad creo estar lejos de estar explotando al máximo esta herramienta.

Para analizar twitter, red por la que siempre he apostado por sus características de inmediatez y flexibilidad, utilizo herramientas algunas de ellas algo polémicas como Klout o Kred y otras contrastadas como SocialBro. En Septiembre de 2012 se produce un punto de inflexión entre contactos reales (bidireccionales) y seguidos/seguidores (unidireccionales) con una fuerte tendencia a la consolidación en los primeros durante todo este último año. Todo ello sin que se perciba en las estadísticas globales una disminución en la frecuencia, cantidad y goteo de los tuits. Una comunidad de 1900 personas integran mi cuenta. Un 73,5% de la gente con la que mantengo contacto hablan castellano, un 24% habla exclusivamente inglés, y el resto alemán, italiano, portugués pero mayoritariamente en esa minoría o grupo mixto un 1% habla francés. La mitad de las personas que están en mi cuenta viven en la Comunidad de Madrid, el resto sorprendentemente se reparte entre una gran cantidad de nórdicos (un 10%), griegos (un 5%), argentinos, chilenos, norteamericanos (canadienses y estadounidenses),…. El 99% de ellos tiene un grado elevado de complejidad en su perfil. Esto era de esperar porque suelo seleccionar y dedicar tiempo a investigar a las personas en esta red. Por otro lado una gran cantidad de followers a su vez tienen un elevado número de followers. Desconozco si el dato es positivo o negativo empíricamente pero parece buen germen para el crecimiento y la calidad de “MI” red hacia una red distribuida. No quiero compartir sin embargo datos concretos sobre influencia del perfil porque sabemos que existen grandes críticas sobre este tipo de métricas subjetivas pero sí comentaré que parece un posicionamiento digno y reconocido. Algo que agradezco de antemano.

inlabs

Fig.3 – Mapa de contactos Linkedin

A nivel de confluencia, he advertido con estas y otras herramientas que hay muchos contactos directos que lo son paralelamente en diferentes redes y es algo que me alegra porque afianza vínculos. Respecto a la visibilidad, tengo la suerte de contar con no pocas menciones y referencias a lo largo de las semanas en parte derivado de que aunque no suelo compartir detalles concretos de mi actividad profesional, sí comparto la mayoría de reflexiones o investigaciones en las que estoy metido de lleno día y noche. Sobre todo en materia -por este orden- de VIDA, EQUIPOS, INNOVACIÓN, ACOMPAÑAMIENTO, CONSULTORÍA, LIDERAZGO.

Por concluir, diría que si esto fuera una radiografía de la red, y teniendo en cuenta que solo lleva año y medio en marcha, con todos los reveses y adversidades, alegrías y triunfos del camino, el diagnóstico es que la RED DE LA INICIATIVA ESTÁ ESTABLE Y EVOLUCIONA FAVORABLEMENTE. Como sabéis, esto no es muy positivo pero tampoco excesivamente negativo. Simplemente significa que podría estar mucho mejor, que queda muchiiiiiiiiiiisimo por hacer pero que el progreso de la marca y del mensaje está siendo satisfactorio dentro de la gravedad que aparentemente nos rodean. Mi intención es continuar explotando la idea de “cero estructura” y mantener en standby esta red para que sea un canal de relación entre profesionales independientes y agentes de cambio y un escaparate útil para organizaciones. Con este informe muy epidérmico solo quería ser transparente con vosotros. Me hubiera gustado decir que esta es una red distribuida y autónoma pero me gusta más aún ser consciente del momento en el que está y también de lo que soy.

NOTA: En otras entradas a lo largo de estos meses podéis comprobar informes similares algunos de los cuales hablan de detalles de actividad de la iniciativa. Para más información sobre oportunidades de colaboración o proyectos, poneos en contacto conmigo a través de los medios que ofrece esta web, amig@s.

Suerte y sueño.

 

#REDacciones: Entornos de emprendimiento líquido

Artículo de David Criado publicado a principios de 2012 en Humannova: Comunidad de Liderazgo e Innovación 2.0 bajo el título Entornos de emprendimiento líquido

Ahora mismo hay dos clases de personas: las que están leyendo este artículo y las que no. A menudo en mi trabajo me encuentro axiomas binarios de este tipo que detesto y que favorecen la irreflexión continua. Me encantaría que el mundo fuera a cada paso tan sencillo como esto, sin embargo habitamos una realidad poliédrica. Los problemas son directamente proporcionales al tamaño que el eclipse de la acción a corto plazo provoca en el sentido común de las organizaciones. Mientras manejamos una perspectiva concreta, otros tantos millones de perspectivas despliegan su poliedro sobre nuevos mundos. Y lo mejor es que muchas de estas nuevas perspectivas están dentro de casa. ¡Aprovéchalas! Alrededor de las certezas, hemos alumbrado una o muchas seguridades que encadenan nuestro margen de maniobra. Las más famosas: jerarquía, perfección, burocracia, verticalidad. Y estas seguridades, en una realidad cambiante, son altamente tóxicas si por sí solas se convierten en un objetivo y no en una herramienta. Se resiente entonces la agilidad de respuesta, comienza la resistencia al cambio y se implanta la gestión del miedo. Todas estas premisas son claves para perpetuar la estereotipia.

El último paso para ahogar en su estructura a una organización es literalmente no dejar trabajar a sus empleados. Por eso existe ese movimiento cada vez más pronunciado que detectó @juleniturbe y que se basa en el creciente desinterés de las nuevas generaciones por las empresas como lugar donde relacionarse y desarrollarse. La vida de verdad, decía Julen hace dos años, ocurre fuera de las empresas. Y esto ocurre en la mayor parte de empresas, aquellas que no ceden el sentimiento de pertenencia y construcción de marca a sus colaboradores, aquellas que no delegan ni distribuyen la responsabilidad y el sentido de marca entre su base. Estamos acostumbrados a acatar decisiones de otros pero la realidad es que actuamos con mucho más empeño y convicción en aquellas decisiones en las que hemos participado. Llevado al gobierno de las cosas públicas, un ejecutivo o un modelo de estado es menos exitoso y más perjudicial socialmente cuanto mayor es su grado de alejamiento de la ciudadanía. ¿Por qué no debería ocurrir lo mismo en nuestras organizaciones?

Después de muchos asedios, la última frase que pronunció mi último jefe antes de que presentase mi dimisión fue “David, esto es blanco o negro”. Dejen que les diga algo: una organización que basa su valor en el conocimiento nunca puede llegar a este punto sin haber tocado fondo. Precisamente porque prácticamente nada es blanco o negro, nuestra sociedad es rica y plural y la riqueza de nuestro talento es difícilmente calculable. Mi propuesta para gobernar una realidad en la que cuenten el talento y muchas de las emociones que actualmente no forman parte de la cuenta de resultados ni del FY del siguiente año, es la formación de entornos de emprendimiento líquido. La he llamado ISaBeL y lleva gestándose algunos meses. Mi intención es concretar ese discurso y presentarlo al mundo. El concepto de Intraemprendimiento que se venía trabajando en la red, se ha concretado en un trabajo cuya lectura os recomiendo. Mi propuesta parte de este y otros conceptos formados en la red. Precisamente porque el modelo de red es socialmente exitoso –a pesar de sus continuos errores- y ha supuesto una revolución en la forma en la que las personas nos relacionamos, debemos tomar su base como punto de partida. Como dije en algún otro sitio, el valor de una organización intensiva de conocimiento “depende de la capacidad de captación, mantenimiento, previsión y provisión de ideas que tengamos”. Nuestro valor es colectivo y a pesar de ello extremadamente personal. Y sí, esto es complicado, pero al menos es real.

Humannova es un ejemplo de redefinición de algunos valores industriales que acotaban el concepto de relaciones laborales hasta hace relativamente poco. Su esfuerzo por comprender y sintetizar la nueva realidad de las organizaciones me hace cuestionarme el valor de la propiedad que actualmente esgrimen las organizaciones sobre “sus empleados”. Realmente no podemos sentirnos dueños de nadie sin violar algunos principios básicos de la carta de Derechos Humanos, sin embargo aunque no lo hacemos oficialmente lo practicamos efectivamente en nuestros entornos laborales. No tenemos ecosistemas, tenemos cajasY no pertenecer a una de ellas parece ser delito. Y esta realidad que era ecuánime y tácitamente asumida en los ejércitos industriales de todas las naciones, ahora se ve superada por nuevas formulas de relaciones basadas en la conectividad. El experto mercenario digital que decide su carrera con conocimiento en diferentes campos de batalla y altas dosis de efectividad, comienza a sentarse junto al disciplinado soldado industrial sujeto a una férrea carrera militar definida por otros. Se vive un periodo de transición en el que el tira y afloja es continuo entre ambos mundos. A los dos se les pide asumir un mismo código pero solo uno de ellos decide sobre su presente y su futuro por sí solo. Solo uno de ellos es condicionado hasta un límite en el que él mismo adopta decisiones. Solo uno de ellos siente el peso de la confianza depositada y la delegación de responsabilidad, supera los demonios personales de la baja autoestima y la valoración externa. El éxito no es un hecho -se dice- es un proceso en el que debo intervenir. Las nociones de liderazgo se desdibujan y el trazo de la marca se diluye cediendo terreno a lo que he querido llamar en mi propuesta valor-persona. Debemos sustituir la mano de obra por el conocimiento (y el conocimiento como dice mi amigo @jimenezgarciaca parte de cada nodo bien tratado), casar la necesidad de una carrera personal agradable para todos con los intereses de la empresa tradicional.

La actual crisis del sistema económico, la falta de un modelo productivo sostenible a largo plazo y el surgimiento de un modelo de vida conectado que ha trascendido los sistemas educativos y laborales tradicionales son algunos de los ingredientes clave que nos incitan a buscar nuevas vías de exploración para la búsqueda común de beneficios. Entre estas nuevas vías sin duda la democratización del uso de las nuevas tecnologías y el posicionamiento actual de la economía digital me han influido personalmente a la hora de establecer los principios para un nuevo modelo de consultoría sostenible y conectada. La jerarquía sigue siendo necesaria pero no es ya un valor intrínseco e indiscutible.

Desaparecen las viejas castas gracias a los principios de innovación abierta y el gobierno de las acciones se hace colectivo. La suma de mis frustraciones continuas en entornos de consultoría industrial y la confrontación con nuevos modelos relacionales que imponen una revolución de las ideas sin precedentes, han supuesto una doble velocidad a caballo entre la actitud innovadora y la acción a corto plazo cuya ecuación pretendo formular en el proyecto. Entre los principios a lograr en la formulación de estos nuevos entornos de emprendimiento líquido (el gran @arey incluso me comentaba territorios intermedios como la empresa gel) se encuentran los siguientes:

  • Nuevo concepto de organizaciónNecesitamos redes productivas y estables que fomente el sentido de la pertenencia por encima del sentido de la propiedad.
  • Introducción de la vida en las organizaciones. Metamos esa vida que estamos dejando fuera. Sí, es duro, pero es necesario volver a dignificar el espacio de trabajo, darle vida propia y dejar que genere vida por sí mismo.
  • Fomento de la diversidad. Ser inclusivo, no exclusivo. No queremos mentes similares, queremos personas complementarias. Y esto se logra en los pequeños grupo de trabajo. Si necesitamos generar cuantitativamente un gran valor (grandes dimensiones, gran proyecto,…) atomicemos sin perder el sentido de pertenencia e identificación.
  • Construcción de comunidad. Solo como suma resultante de la riqueza de las individualidades y no como anulación de ellas en pro de un bien común.
  • Favorecer la delegación y asunción distribuida de responsabilidades. Esto se logra mediante relaciones abiertas de confianza (Peer2Peer) y respeto mutuo basadas en contratos ágiles y en la figura de los facilitadores/conductores. Hablo de relaciones entre marca-empresa y valor-persona y de relaciones proveedor y cliente entre diferentes marcas-empresa. Es imposible pedir compromiso cuando se produce un maltrato continuado de talento e ideas. Tener el cuenta el triángulo de hierro: La calidad es el equilibrio de alcance, coste y plazos. Si uno de los tres se modifica, el resultado se resiente.
  • Evitar la perfección. No es real, no es humana, no tiene sentido pretender un comportamiento exento de errores porque la naturaleza humana y el progreso están basados en el éxito en el mismo o mayor grado que en los errores. De hecho estos últimos llevan al primero y viceversa en un bucle continuo. La idea está enunciada de una forma ejemplar aquí por el gran crack @estratega.
  • Superar la competencia. Parece lógico que si compartimos intereses, podamos compartir beneficios mutuos. Coopite.

No pretendo descubrir el mundo, tan solo quiero hacerlo un poco más habitable para todos. Para eso necesito que participes y que sientas que algo está cambiando. Ponte en contacto conmigo. Piensa en grande, actúa en pequeñoNosotros somos más inteligentes que yo… y eso nadie puede dudarlo, pase lo que pase 😀

 

#REDacciones: Linked mind (II)

Artículo de David Criado publicado el 22/07/2011 en Blog de everis: optimismo e ilusión, otra forma de entender la consultoría bajo el título Linked mind (II)

Ser capaz de llenar el ocio de una manera inteligente es el último resultado de la civilización.” Bertrand Russell

Tu e-volución es mi r-evolución


El gran Russell  dijo esto hace más de 60 años y sin saberlo hablaba del mismo concepto deexcedente cognitivo que utiliza hoy Clay Shirky para ilustrar el poder de las mentes motivadas y conectadas. Especialistas de nicho, granjas de ideas, círculos de confianza y prosumidoresde producto tienen algo en común: la mejora abierta. Ya no es un claim para accionistas, en este nuevo mundo en versión BETA continua tu mensaje se proyecta sobre un público difuso.Del mismo modo que una piedra cala y se hunde en el entorno líquido del lago generando ondas que no puedes controlar, los modelos predictivos a largo plazo y los planes de trabajo cerrados dejan de tener sentido. Queremos empaparnos, necesitamos más que nunca estructuras permeables con nuevos modelos de relaciones profesionales adaptados. No justifiques la estructura a la que perteneces si no es capaz de aprovechar conocimiento, cámbiala, conéctala a un mundo conectado.

Y tu papel, como decía, es básico para disfrutar este momento seas quien seas, hagas lo que hagas. Hablo de wikirevoluciones diarias tal y como Castells las entiende y del poder de la conexión de ideas. No lo digo, lo demuestro. Los empleados de Toyota revolucionaron los sistemas de gestión mundiales centrándose en los procesos y no en el producto, y hacían simplemente coches. Los empleados de Gore-Tex hace 40 años idearon un tejido impermeable, transpirable y que repelía el viento, y hacían simplemente prendas de vestir. Una gran comunidad de profesionales de la programación de software dispersa por todo el planeta, revolucionó y contribuyó a democratizar aún más el uso de dispositivos tecnológicos mediante la autogestión y la co-creación. Crearon el movimiento de software libre que he tenido la oportunidad de conocer en profundidad. Décadas después gracias a su esfuerzo el proyecto Ushahidi ha permitido desarrollar sistemas abiertos de participación que están mejorando nuestra realidad inmediata. Ellos también hacían simplemente aplicaciones y sistemas o creyeron en algún momento que no habían nacido para eso. Como tú, todos ellos eran creativos. Humildemente idearon nuevas fórmulas de entender su entorno porque la mayor parte estaban cansados de él. Podían quedarse protestando o podían cambiar el mundo. Todos tenemos esa opción.

A mí no me basta con heredar el mundo, yo también quiero crearlo. Considero que cada uno de nosotros debería asumir su parte de responsabilidad y su palanca. Analízate, conócete. Creo que mi fortaleza está en dos rasgos que espero no perder: mi pasión constante y mi falta de miedo al fracaso. Por cada una de estas dos fortalezas tengo cien debilidades, sin embargo en unas y en otras se basan mis oportunidades. Busca las tuyas y deja que otros las encuentren. Las organizaciones de hoy son aquellas que saben atomizar el talento, rascar hasta encontrar el oro co-disfrutando con sus colaboradores de la experiencia de buscarlo.

Grandes estructuras con realidades lineales y programáticas viven la revolución de la inteligencia colectiva a caballo entre el largo plazo de sus planes económicos y el corto plazo de sus objetivos inmediatos. Hace un par de años desde Ágora Talentia se proclamaba que “la lucha contra el talento ha terminado. El talento ha vencido” En parte ha vencido pero aún debemos aprender a saber canalizarlo. Tim Berners-Lee, el creador de la Red y del concepto de hipertexto, defendió hace poco su propuesta de las 5 estrellas del Linked Data para evaluar la calidad de los datos compartidos en la Red. Yo hoy quiero atreverme a hacer un paralelismo entre el estadio evolutivo de los datos que formulaba Berners-Lee y el estadio evolutivo de las mentes conectadas / abiertas que debería evaluar cualquier organización o equipo de trabajo. En definitiva ¿Qué debo hacer para ser una mente conectada y abierta?:

LINKED OPEN DATA

LINKED OPEN MIND

Pon tus datos en la web (en cualquier formato) Pon tus ideas en el mundo (en cualquier formato y entorno)
★★ Haz que estén disponibles en forma estructurada (ej. excel en vez de una imagen con la tabla) Haz que estén disponibles de forma estructurada (formula el discurso sobre tu idea)
★★★ Utiliza formatos no-propietarios (ej. csv en vez de excel) Utiliza modelos abiertos de debate y contribución (orienta tu idea)
★★★★ Utiliza URLs para identificar cosas de forma que cualquiera pueda enlazar tus contenidos Fomenta la conectividad y la hiperidea (cultiva el disenso para mejorar)
★★★★★ Enlaza tus datos con datos de otros para proporcionar un contexto Conecta tus ideas con las de otros para proporcionar un contexto

NOTASir Ken Robinson y Benjamin Zander advierten que estigmatizar el error durante el proceso de generación de valor perjudica gravemente la salud.

IMAGEN: xerguio.es

#REDacciones: Linked mind (I)

#REDacciones: Linked mind (I)

Artículo de David Criado publicado el 18/07/2011 en Blog de everis: optimismo e ilusión, otra forma de entender la consultoría bajo el título Linked mind (I)

La grandeza no consiste en recibir honores sino en merecerlos“. Aristóteles.

Decía un vasco a quién respeto mucho desde niño que hay cierta avaricia intelectual en el hecho de saber algo y no querer transmitirlo. La gran defensa del talento conectado que se está librando desde diferentes foros sociales parece que tiene como máxima evitar esta avaricia y promover espacios laterales, entornos de pensamiento creativo.  A mí personalmente me inquietan las fórmulas que empleemos para pasar de la fábrica a la realidad líquida que viene y en la que todos estaremos realmente conectados. No me preocupan quienes aún no se convencen de que esta nueva realidad asociativa ha superado ese estadio de evolución industrial donde generalizar daba dinero. Tendrán que aceptar que necesitamos Entornos Personales de Aprendizaje (PLEs) en las escuelas y en las empresas, para nuestros hijos, pero también para nuestros compañeros de trabajo. Entre las primeras tareas a cumplir debemos redefinir lo que hemos llamado ÉXITO y construir de forma artesanal y abierta los espacios de creación de valor. Creo que no es necesario que argumente que los espacios actuales ya no sirven. Es necesario abandonar el concepto de FÁBRICA y visualizar un nuevo entorno abierto en el que la marca ya no es tan importante y donde la potencialidad relacional supera a la transaccional, una red de puntos de encuentro donde se cuide la co-creatividad y se trabaje a partir del crédito personal. Este crédito ya no es dinero, es algo más complejo y se llama CONOCIMIENTO.

Tal vez hayas llegado hasta este párrafo y pienses que nada de lo que he dicho tiene sentido para ti, que vuelves a leer otro nuevo discurso dirigido a un público en la nube. Acudes cada mañana a tu trabajo como si de una cita se tratara y caes rendido a la noche tras largas horas de aburrimiento desmedido y un esfuerzo titánico por no matar a un jefe que aún no ha tenido el valor de cambiar el látigo por la meritocracia. Tu vida son los fines de semana y crees –estás convencido- que lo que haces no es nada creativo. Formas parte de una gran cadena de montaje que fabrica coches, calzado o aplicaciones informáticas. Tu labor – te convences- no es importante, de hecho en ocasiones piensas que no has nacido para esto. Detente ahora frente a la pantalla y lee esto: ESTÁS EQUIVOCADO. Hagas lo que hagas. Seas quien seas. Porque eres fundamental y puedes demostrarlo, porque la fuerza de la Humanidad está en la semejanza y en la diversidad, pero también en que eres únic@. Nadie te puede sustituir con éxito. En la medida en que sepamos verte, en la medida en que quieras darte a conocer y equivocarte, ningún esfuerzo habrá sido vano.

Bienvenido al nuevo mundo en versión BETA continua. Lo que todavía quieres ocultar es inmensamente menos valioso que lo que puedes aprender. Lo que eres o aquello hacia lo que te proyectas puede ser fuente de inspiración para lo que otros son o quieren ser. Crees haberlo aprendido todo o tenerlo todo que aprender pero en este nuevo espacio todos deberíamos ser humildes. No necesitamos referentes sino facilitadores que conecten inquietudes e intereses. Co-labora y disfruta del momento porque el tiempo pasa para todos pero ahora es solamente tuyo.

IMAGEN: xerguio.es

#REDacciones: Compartir mi trozo de la tarta

Artículo de David Criado publicado el 11/02/2011 en Blog de everis: optimismo e ilusión, otra forma de entender la consultoría bajo el título Compartir mi trozo de la tarta

En everis nos dedicamos a ofrecer conocimiento, somos una empresa intensiva de conocimiento. De hecho nuestro valor depende de la capacidad de captación, mantenimiento, previsión y provisión de ideas que tengamos.

Nuestro éxito radica en que ese motor de ideas continuo que son las personas no pierda fuerza ni ilusiones.

No somos un negocio puro, damos servicio a otros que son negocio por sí solos para facilitarles su trabajo. Las consultoras no somos la esencia de la economía de un país pero tejemos e hilamos fino para que la red de relaciones y mercados sea densa, resistente y mantenga cierta coherencia. Asesoramos, acompañamos, facilitamos. Lo hacíamos en la era de la Sociedad de la Información y lo haremos en la era de la Sociedad de la Comunicación, donde cada nodo y cada contacto nos abrirá a todos una puerta al mundo conectado. Las posibilidades son infinitas, nuestro trabajo no es que todas sean factibles sino que nuestros clientes puedan acceder a ellas con garantía.

Parte de nuestro trabajo es implantar soluciones tecnológicas que faciliten el cumplimiento de los objetivos de los diferentes negocios. En este sentido, personalmente creo que el negocio del mercado de soluciones a medio plazo está, entre otras cosas, en facilitar y no tanto en controlar, en conectar conocimiento y no tanto en diversificarlo hasta perder la perspectiva. Seguimos necesitando especialistas, pero ahora necesitamos que estén conectados, que por sí solos generen valor y que fruto de la relación con otros especialistas, puedan surgir nuevos entornos y ecosistemas de trabajo. El otro día fui a la pastelería a comprar una tarta para el cumpleaños de un amigo y, aún a riesgo de pareceros extremadamente raro, me dio por pensar lo siguiente:

El centro real y efectivo de la economía es cada uno de los trabajadores que madruga para sacar adelante su pieza de la tarta. Eso y no los grandes aparatos ni sistemas financieros, construyen los grandes conceptos de nuestra sociedad: honestidad, bondad, justicia, esfuerzo,… Sin embargo no hay tarta sin que cada trozo se mantenga unido y comparta una conciencia común que todos podamos disfrutar.

La constitución de esa tarta es la receta de cocina que ha sido necesaria para prepararla, sin ella nada sería posible, ni los trozos ni la tarta. Por separado cada trozo de tarta es exquisito, pero su beneficio es solo inmediato; por el contrario, en conjunto la tarta es deliciosa y su beneficio tiene una orientación a largo plazo que más personas podemos disfrutar. Si cada trozo de la tarta está en una nevera de una casa diferente, será realmente costoso que consigamos tener idea de cómo es la tarta y no digamos ya de disfrutarla. Una a una tendremos que ir puerta por puerta preguntando si existe un trozo de la tarta que queremos encontrar. Hasta ahora no estaba mal, era lo que todos hacíamos e incluso en ocasiones encontrábamos trozos de tarta que nos gustaban más que la que buscábamos, sin embargo en la mayor parte de ocasiones nadie nos habría la puerta ni aunque tuviera un trozo en su nevera.

Con la aparición de la Red, una especie de comunidad de vecinos global, cada vez era más fácil llamar a las puertas, pero seguía siendo complicado que nos las abrieran. Una vez la Red se estabilizó, la posibilidad de que nos abran la puerta y pasemos a la cocina para comprobar si hay o no un trozo aumentó. Ahora llega el momento en el que la Red nos permitirá encontrar con mayor facilidad dónde está cada trozo de la tarta (encontrabilidad) e incluso qué trozos de tarta nos pueden interesar (semántica) porque los haya hecho el mismo pastelero, tengan los mismos ingredientes o le gusten a otra persona a la que también ese trozo le gustaba (metadatos y tagging social). Ahora es también el momento en el que todas las puertas por defecto se puedan abrir (opendata), evitando abusos de glotones que no quieren compartir y favoreciendo la transparencia de la localización de las tartas a los consumidores de las mismas. Esto va a favorecer la salud de los glotones (porque bajará su nivel de colesterol y el riesgo de infarto o crisis momentánea) y a los que quieran acceder (porque aportarán valor añadido a la información a la que accedan). Se diversificará sobremanera el mercado de las tartas de aquí a unos años, lo que no resta para que en everis perdamos a favor de la producción de tartas, la magia incuestionable de los artesanos pasteleros.

Pero vayamos más lejos porque “WE ARE SMARTER THAN ME”.

¿Qué tal si al intentar reunir el conocimiento en la preparación de tartas cada cocinero no hiciera la guerra en su cocina sino que hubiera una inteligencia colectiva (blogosfera, socialmedia, cultura red)? Seguro que disfrutaríamos de más sabores y educaríamos nuestro paladar hasta ser expertos catadores de tartas. Para esto necesitaríamos soluciones ágiles, facilidades para la comunicación entre cocineros y entre los cocineros y los comedores de tarta, que garantizasen su calidad y la satisfacción de todos. Sinceramente creo que cada vez más iremos a la convergencia y convivencia de soluciones, dejaremos de focalizarnos en la competencia para ver qué podemos ganar en común todos los cocineros y qué pueden satisfacer mejor todos nuestros clientes. Cambia la actitud y cambian las reglas del mercado, en definitiva se distribuye la responsabilidad de que una tarta “esté realmente buena” (meritocracia) , de que nuestra salud no se vea afectada (autorregulación), y de que podamos mejorarla a partir de nuevas ideas (innovación abierta).

Pues bien, al igual que puede ocurrir este fenómeno con algo tan frívolo como una tarta, en nuestra sociedad y en el mercado de nuestras necesidades, hemos comprendido al fin que el valor relacional y potencial de las ideas, de los proyectos, de nuestros trabajos. En el mercado tecnológico ya están apareciendo pequeños intentos de soluciones encaminadas a mejorar la comunicación desde hace un par de años. De momento son negocios que basan su valor en las relaciones entre los actores del mercado (consumidores, proveedores, intermediarios) pero cada vez más irán más encaminados a facilitar y ser abiertos de forma controlada y efectiva. Hasta ahora las Tecnologías de la Información y la Comunicación han sido mucho más de la información, ahora toca la era de la comunicación. Es necesario un cambio de cultura, pero amigos, A NADIE LE AMARGA UN DULCE…

IMAGEN: xerguio.es